29 de septiembre de 2020 29/9/20

Miguel Ángel Guillén propone un urbanismo sostenible y generador de empleo

  • El portavoz socialista recuerda que el actual PGOU lleva más de una década en trámite y no cubre las necesidades de la población

El Ayuntamiento de Segorbe inició hace una década la redacción de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana cuyo coste se eleva ya a más de 86.000 euros, pero sobre el que la propia conselleria de Infraestructuras ha emitido un informe que pone de relieve su inviabilidad.

El portavoz socialista, Miguel Ángel Guillén, ha afirmado que ese documento de referencia señala que el actual planeamiento urbanístico de Segorbe se basa en “un crecimiento de población irreal y contempla excesivo terreno urbanizable con los problemas de abastecimiento de agua potable que ello comporta”. Además, Infraestructuras considera que el futuro PGOU prevé excesivo terreno industrial, no respeta zonas de interés natural protegido “poniendo en peligro los acuíferos”, ni soluciona el problema de los vertidos en zonas como los 50 Caños. Al mismo tiempo, destaca que no se atiene a la Estrategia Territorial de la Comunitat.

Por ello, Guillén propone que se inicie la redacción de un nuevo Plan General “acorde con la realidad, más modesto en sus pretensiones, respetuoso con el medio ambiente y que ponga en valor nuestro rico patrimonio histórico y monumental”. El portavoz socialista indica que “ahora es el momento de replantearnos el urbanismo que queremos, dada la situación de parálisis en la que se encuentra el PGOU y aprovechando que se ha aprobado una nueva Ley Urbanística Valenciana”.

Miguel Ángel Guillén lamenta los diez años perdidos para impulsar el urbanismo que necesita Segorbe, “y no devastador”. Recuerda que “varias urbanizaciones y promociones están paralizadas, como la UE-15, o el Sector 1, que sirvió para que el Ayuntamiento recaudara millones de euros pero arruinara a sus propietarios”.

A ello se suma la proliferación de suelo industrial disperso, “pero sin política industrial efectiva”. Como ejemplo, Guillén se refiere al polígono de la Esperanza, de promoción pública, actualmente a menos de la mitad de sus posibilidades, o el polígono privado de la Artelina, sin una sola empresa instalada. “Lo que se impulsó para atraer inversiones y generar empleo se ha quedado en nada”.

El grupo municipal socialista apuesta porque Segorbe se convierta en una ciudad dotada de los servicios necesarios y “hacerla atractiva para vivir, dónde los mayores tengan todas las facilidades que se merecen y los jóvenes encuentren oportunidades de futuro”.

Subir