27 de noviembre de 2020 27/11/20

La Feria de la Inmaculada, preludio de la Navidad en Segorbe

La Feria de la Inmaculada, preludio de la Navidad en Segorbe  - (foto 1)
  • Documentada por primera vez en el siglo XVIII, la feria se convierte en polo de atracción para toda la comarca del Alto Palancia

MÁS FOTOS
La Feria de la Inmaculada, preludio de la Navidad en Segorbe  - (foto 2)
La Feria de la Inmaculada, preludio de la Navidad en Segorbe  - (foto 3)
La Feria de la Inmaculada, preludio de la Navidad en Segorbe  - (foto 4)

Hoy, día de la Inmaculada, Segorbe se ha convertido desde muy temprano en un hervidero de gentes que abarrotan las calles de la capital en el acto que ineludiblemente marca el inicio de las Navidades en Segorbe y, por su repercusión, en toda la comarca.

El alcalde de Segorbe, Rafael Calvo, acompañado por la concejala de ferias, María Luisa Bolumar y el concejal de Fomento, Ángel Berga, han visitado esta mañana los más de 400 puestos que se han instalado este año en la Feria. “Un día agradable aunque con rachas de viento que no ha disuadido a muchas personas a visitarnos. Los restaurantes completos y cerca de 20.000 personas nos visitarán en este fin de semana. El impacto económico superará los 200.000 € en lo referente a la economía local”, puntualiza Calvo.

Asimismo, aprovecha para agradecer a Mª Luisa Bolumar concejala de ferias por su excelente trabajo, a la Policía local y Protección Civil, por toda la labor prestada. “Segorbe sigue siendo referente en todas aquellas actividades que organiza”.

El día de la Purísima se ha convertido desde hace 150 años en lugar de encuentro entre las gentes del Alto Palancia que bajan a la capital en el “Día de la Feria” para “feriarse” el primer regalo de las Navidades.

Del siglo XVIII
Documentada por vez primera en el siglo XVIII, en esos tiempos, en que las distancias se medían por días de viaje, las ferias en los pueblos eran necesarias para su desarrollo tanto económico como social.

Día de “estrenas”, donde los segorbinos y palantinos en general se dan cita hoy en su capital para comprar, pasear y sobre todo “ver y que te vean”. En sus inicios, la feria se centraba principalmente en puestos de utensilios, alpargatas de esparto, cerámicas, aparejos de caballerías, bastones, alhajas, así como productos alimenticios, como turrones, peladillas, mazapanes, frutos secos o dátiles.

Algunos de los puestos que todavía hoy instalan sus “paraetas” o puestos en las calles segorbinas -que desde hace unos años ha cambiado de itinerario y la Glorieta ha dejado de ser el epicentro ferial-, son descendientes de los primeros comerciantes que llegaron a mediados del siglo XVIII a las primeras ferias de la localidad.

Actualmente, la feria segorbina, sigue reuniendo a gentes de toda la comarca, pero su carácter agrícola y de abastecimiento ha cambiado y mucho. En la actualidad abundan paradas de productos textiles, juguetes, complementos, bisutería, frutos secos, turrones, libros, o bolsos.

Qué decir tiene que la feria segorbina no sería tal sin la cantidad de atracciones que están distribuidas enfrente del IES Cueva Santa y calles adyacentes; caballitos, norias, el canguro, el tren de la bruja, al uve y una ingente cantidad de tómbolas que con su incesante reclamo van componiendo la banda sonora del día de hoy en el que nadie, ni chicos ni grandes, se puede quedar en casa.

Solicitud Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana
Cabe recordar que El Ayuntamiento de Segorbe solicitó el pasado año a la Consellería de Turismo, Cultura y Deporte, la declaración como Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana. El Ayuntamiento de Segorbe solicitará a la Consellería de Turismo, Cultura y Deporte, la declaración como Fiesta de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana para la tradicional Feria de la Purísima.

La petición se basa en la popularidad que de tiempo inmemorial tiene la feria entre los habitantes del Bajo Aragón, Valencia y Castellón, y también por motivos históricos y de tradición.

La feria de Segorbe responde a un privilegio real, otorgado a la ciudad por el rey Pedro IV el Ceremonioso.

Adquiere singularmente importancia la fecha en que se rubricó el documento, 4 de mayo de 1346, porque la creencia general otorga la categoría de feria más antigua de la Comunidad Valenciana a la de Tots Sants de Cocentaina, cuando el privilegio de su concesión está fechado el 12 de mayo de 1346. La diferencia entre ambos documentos es de tan sólo ocho días, pero suficientes para constatar que es más antigua la de Segorbe.

En el expediente realizado a instancias del ayuntamiento, se aporta amplia e importante documentación escrita, grafica y de imagen, entre la que destaca una copia del privilegio real citado, que se encuentra en el Archivo de la Corona de Aragón y curiosamente es uno de los documentos que se custodiaban en este ayuntamiento hasta 1938 y que salieron de la ciudad con motivo de la guerra civil, por lo que figura entre las peticiones de devolución realizadas al Ministerio de Cultura.

Subir