29 de marzo de 2020 29/3/20

La Guardia Civil detiene a una persona por estafa y falsificación de documentos

  • El detenido contrataba líneas de telefonía móvil a nombre de terceras personas para conseguir teléfonos de alta gama que vendía posteriormente a terceros países

  • El valor de lo estafado podría ascender a cerca de 400.000 euros

La Guardia Civil ha detenido a una persona de nacionalidad rumana como supuesto autor de los delitos de estafa, usurpación de estado civil y falsificación de documentos. La actuación de la Guardia Civil se inició en el año 2012, cuando la Policía Local de San Juan de Moró detecta una serie de requerimientos judiciales que llegaron a dicha localidad dirigidos a personas que no eran vecinos de la misma. Dichos requerimientos eran por impagos de telefonía móvil, por lo que la Policía Local puso tales hechos en conocimiento de la Guardia Civil de Castellón, que inició una investigación para el esclarecimiento de tales hechos.

En el transcurso de dicha investigación, los guardias civiles detectaron que había varias denuncias interpuestas a nivel nacional desde finales del año 2011 por hechos similares a los que estaban investigando, en los que se informaba de requerimientos por impago de una compañía de telefonía móvil a varias personas que no tenían contratados los servicios de dicha compañía, pero que constaba como que les habían entregado terminales móviles de alta gama a su nombre en varias localidades de la provincia de Castellón. Continuando con las pesquisas, los agentes detectaron que un empleado de una empresa que realizaba las entregas de los terminales móviles de la compañía telefónica, había realizado entregas en distintas localidades el mismo día a la misma hora, suplantando identidades de terceras personas para conseguir los móviles, llegando incluso a simular una entrega a una persona que llevaba fallecida desde el año 2004.

Terminales enviados a terceros países

Los agentes pudieron comprobar que el sospechoso que entregaba supuestamente los móviles a las personas estafadas, derivaba los mismos para su venta en terceros países, por lo que ha sido imposible recuperar los mismos, aunque la valoración de la estafa, basándose en el número de perjudicados (cercano a las 200 personas a nivel nacional) y el perjuicio causado a los mismos, ascendería a cerca de 400.000 euros. Fruto de la investigación llevada a cabo por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón, se pudo detener a M.V.S., de 29 años de edad y nacionalidad rumana, por los delitos de estafa, usurpación de estado civil y falsificación de documentos. El detenido, en unión de las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Castellón.



 





 





 

 


Subir