3 de diciembre de 2020 3/12/20

La UCI de Sant Joan incorpora una técnica novedosa para el paciente crítico con diálisis

La UCI de Sant Joan incorpora una técnica novedosa para el paciente crítico con diálisis - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    La UCI de Sant Joan incorpora una técnica novedosa para el paciente crítico con diálisis - (foto 2)

    La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Sant Joan d'Alacant, que dirige el doctor Fernando San José, va a establecer una nueva técnica aplicada a la depuración extrarrenal en pacientes críticos con fracaso renal agudo, que consiste en la introducción de un fármaco nuevo, el citrato, que aporta importantes beneficios para la seguridad del paciente.

    "Esta práctica clínica no está extendida a nivel nacional en el entorno de los cuidados críticos y, en este sentido, la UCI de Sant Joan se encuentra entre las primeras en hacerlo en la provincia de Alicante", reconoce la doctora Cristina Mollá, jefa de Sección de la UCI de Sant Joan. Por este motivo, la Unidad ha organizado un "Taller de utilización de citrato en técnicas de depuración extrarrenal", que está dirigido a la formación de médicos y enfermeras de cuidados críticos de la provincia de Alicante.

    En el taller, impartido por el italiano Marco Pareschi, especialista en cuidados renales agudos, se explicará a cerca de 40 profesionales cómo se incorpora esta técnica a los aparatos de hemofiltración, por lo que es fundamentalmente practico. "El personal de enfermería y médico aprenderán el manejo y montaje de estos aparatos añadiendo citrato y los facultativos la pauta de dosificación".

    Una gran parte de los pacientes con infecciones graves atendidos en las Unidades de Cuidados Intensivos presentan insuficiencia renal aguda, que de por sí es un fuerte predictor independiente que aumenta su mortalidad. La alta incidencia de terapia continua de reemplazo renal (TCRR) en UCI, esto es la diálisis utilizada en el paciente crítico agudo, que es de carácter ininterrumpido, exige "incorporar técnicas novedosas, como es el uso de citrato, a nuestra práctica clínica habitual, de forma que mejoremos la seguridad del paciente, aumentemos la vida media de los filtros y, con ello, el tiempo de terapia, minimizando, por tanto, los riesgos de la técnica. Así, la utilización de citrato, al mismo tiempo que trata de disminuir la mortalidad, reduce los costes y disminuye la carga asistencial que supone el recambio frecuente de circuitos de hemofiltración", sostiene el doctor José Luis Antón, adjunto de la UCI de Sant Joan.

    La coagulación del circuito de hemofiltración es uno de los problemas fundamentales de la terapia continua de reemplazo renal, con los consiguientes riesgos para el paciente, pérdida de sangre y la disminución de la capacidad de aclaramiento de solutos (depuración correcta de la sangre), además del coste y sobrecarga añadida de trabajo por cada cambio del filtro.

    Por este motivo, la anticoagulación es una práctica clínica habitual en las técnicas de depuración extracorpórea. Sin embargo, esto puede incrementar mucho el riesgo de sangrado, por lo que se han desarrollado diferentes técnicas para evitarlo, siendo la más extendida en la práctica clínica habitual la anticoagulación regional con heparina sódica.

    "A pesar de la anticoagulación con heparina sódica, se ha visto que la incidencia de coagulación de los circuitos sigue siendo alta. Por otra parte, los pacientes pueden presentar distintas complicaciones que obligarían a suspender el tratamiento. Estas complicaciones suelen ser más frecuentes en los pacientes con sepsis grave o shock séptico, que de por si ya presentan un trastorno de la coagulación y que además son más proclives al desarrollo de fracaso renal agudo".

    Por todo ello, la anticoagulación con citrato está especialmente indicada como una de las técnicas más adecuadas en pacientes con sepsis y shock séptico que desarrollan fracaso renal. "Los beneficios del citrato están descritos en la literatura desde hace tiempo. En estudios recientes se ha visto que la anticoagulación con citrato presenta menor incidencia de coagulación del circuito, además de mayor seguridad en los pacientes con alto riesgo de sangrado y la posibilidad de mantener la técnica de depuración renal de forma más uniforme", concluye la doctora Mollá.

    Subir