elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Dos médicos residentes de Familia de Sant Joan reciben un premio en el 25 Congreso de la Sociedad Española de Urgencias

Dos médicos residentes de Familia de Sant Joan reciben un premio en el 25 Congreso de la Sociedad Española de Urgencias - (foto 1)
  • La presentación de cinco casos clínicos relacionados con el síndrome postparada cardíaca obtiene el galardón a la mejor comunicación oral del congreso, por el interés que suscita el tema entre los urgenciólogos

Un equipo de profesionales del Hospital Universitario Sant Joan d'Alacant se han alzado con el premio a la mejor comunicación oral en el XXV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), celebrado recientemente en Santiago de Compostela.

La comuniación oral que ha logrado este galardón, “Síndrome postparada cardíaca: a propósito de cinco casos”, fue aceptada inicialmente junto a otras 228 comunicaciones y, posteriormente, fue una de las 30 seleccionadas para ser expuestas durante el congreso, entrando ya en la fase del concurso, y resultando finalmente ganadora. Sus autores son las residentes de cuarto año de Medicina Familiar y Comunitaria Lidia Gómez (autora principal) y Aída Huesa, que han contado con la colaboración y supervisión de la jefa del Servicio de Urgencias, Elena Díaz, y el facultativo de Urgencias Carlos Bueso.

La importancia de la comunicación oral que han desarrollado está en que “el tema en cuestión ha sido poco estudiado hasta la fecha”, como reconocen estos profesionales. El síndrome postparada cardíaca tiene lugar en los instantes posteriores a la recuperación de un paciente que ha sufrido una parada, debiendo atender los profesionales sanitarios a las complicaciones y medidas terapéuticas que se han de adoptar ante esta situación.

“Las primeras horas tras la recuperación de la circulación espontánea, en las que se inician los cuidados postresucitación, son de vital importancia, ya que las actuaciones que llevemos a cabo en esos momentos van a mejorar el pronóstico de estos pacientes, como demuestran diversos estudios. Es por ello que debemos hacer hincapié en el quinto eslabón de la cadena de supervivencia, un tema que está cobrando importancia en los últimos años, pero sobre el que todavía queda mucho por investigar”, destaca la responsable de Urgencias.

La citada cadena de supervivencia comprende los cinco pasos necesarios para llevar a cabo una resucitación con éxito, que son el reconocimiento inmediato del paro cardíaco y la activación de los sistemas de emergencias; el inicio de la Resucitación Cardiopulmonar (RCP) básica; la desfibrilación precoz; el soporte vital avanzado efectivo y, si el paciente se recupera del paro, los cuidados integrados postparo cardíaco.

“Ante una parada cardíaca”, señalan los autores, “la población está concienciada en avisar a los servicios de emergencia, iniciar una RCP básica y en la importancia de la desfibrilación precoz; sin embargo, poco saben acerca de la repercusión que tienen los cuidados postparada. Con trabajos como éste estamos contribuyendo a dar un paso más hacia la estandarización de las medidas y tratamientos a adoptar en el síndrome postparada cardíaca, con el fin de mejorar el pronóstico del paciente a nivel neurológico y cardíaco”.

La comunicación presentada consta de una revisión de cinco casos clínicos ocurridos en el Hospital de Sant Joan en un período de dos meses, los cuales tienen en común que el paciente entra en parada cardiorrespiratoria, como consecuencia de diferentes patologías cardiológicas y, tras la reanimación en urgencias extra (SAMU) o intrahospitalarias, se inicia en todos ellos el tratamiento del síndrome postparada. Se trata de cinco casos llamativos que han requerido unos cuidados postresucitación diferentes.

“Consideramos que el tema escogido, unido a la originalidad de los casos, su impacto en la medicina de urgencias y la calidad de la presentación oral han sido los aspectos valorados positivamente por el jurado, haciéndonos merecederoes del premio, en esta fecha destacada del 25 aniversario del Congreso Nacional de la SEMES”, apuntan los autores.

Subir