23 de noviembre de 2020 23/11/20

El Hospital Sant Joan realiza más de 1.300 cateterismos cardíacos en el primer semestre de 2009

  • La Unidad de Hemodinámica ha reducido los tiempos de espera en este período

Desde su apertura en el año 2001, el número de pacientes tratados en la Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant ha aumentado anualmente hasta superar los 1.000 procedimientos intervencionistas mediante cateterismo cardíaco en el pasado año 2008.

Este incremento se ha visto reflejado en los datos del primer semestre de 2009, en el se han realizado 1.306 procedimientos de cateterismo cardíaco, con realización de una técnica intervencionista en 505 de ellos y el implante de 735 stents. De este modo, la unidad “se ha situado entre las de mayor actividad de España”, según ha afirmado el coordinador, Ramón López Palop.

Un 87% de los cateterismos practicados en el centro se realizan a través de la arteria radial (una arteria localizada en la muñeca), lo que permite que la mayoría de los pacientes puedan caminar y comer inmediatamente después de la intervención y ser dados de alta al día siguiente de la misma. Esta técnica evita las complicaciones, especialmente en aquellos pacientes donde concurren otros problemas aparte de los cardíacos o en los que es conveniente una movilización precoz.

La Unidad de Hemodinámica ha logrado en el último semestre el objetivo de minimizar los tiempos de espera de los pacientes para la realización del cateterismo. “En la actualidad”, ha explicado López Palop, “a los pacientes ingresados de urgencia se les realiza la prueba en el momento de su ingreso, a los no urgentes en las primeras 24 horas tras su solicitud y a los pacientes ambulatorios en menos de 30 días”.

Por edades, cabe destacar que más de un 38% de las intervenciones se han efectuado en pacientes mayores de 75 años y más de un 20% en mayores de 80, como consecuencia del envejecimiento de la población. “El tratamiento mediante cateterismo cardíaco posibilita alargar y mejorar la calidad de vida de este subgrupo de pacientes, en los que la cirugía cardíaca presentaría un riesgo muy alto o no es realizable”, ha apuntado el coordinador de la Unidad de Hemodinámica.

¿Qué es la Hemodinámica o Cardiología Intervencionista?

Así, la Hemodinámica y Cardiología Intervencionista, una de las subespecialidades más desarrolladas dentro de la Cardiología, evita que muchos pacientes tengan que ser intervenidos quirúrgicamente, gracias a la técnica del cateterismo cardíaco.

El cateterismo se realiza con anestesia local, mediante un pinchazo en una arteria de la muñeca o la ingle, a través del cual se introducen catéteres, pequeños tubos de en torno a 2 milímetros de diámetro. Mediante estos tubos es posible diagnosticar las enfermedades del corazón y de las arterias coronarias (aquellas que aportan la sangre al corazón, cuya obstrucción es la responsable de la angina de pecho y los infartos), además de tratar la mayor parte de los problemas que presentan estas arterias.

El estudio de las arterias coronarias se denomina coronariografía y se realiza mediante la inyección de un contraste utilizando los catéteres. En el caso de encontrarse un estrechamiento u oclusión de la arteria coronaria, la intervención consiste en más del 90% de los casos en la dilatación o ensanchamiento de la arteria coronaria con el implante de uno o varios stents. Éstos son protésis metálicas en forma de muelle con las que se recubre por dentro la arteria coronaria dilatada para evitar que vuelva a estrecharse.

Subir