22 de febrero de 2020 22/2/20

El Hospital de Sant Joan cuenta con la primera Unidad Integral de Retina Médica de la Comunitat adaptada a los pacientes con discapacidad motriz

El Hospital de Sant Joan cuenta con la primera Unidad Integral de Retina Médica de la Comunitat adaptada a los pacientes con discapacidad motriz - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Hospital de Sant Joan cuenta con la primera Unidad Integral de Retina Médica de la Comunitat adaptada a los pacientes con discapacidad motriz - (foto 2)

    El Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant, adscrito a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, ha presentado hoy la nueva Unidad Integral de Retina Médica del Servicio de Oftalmología, una unidad especializada de alto rendimiento en la atención al paciente con patología retiniana.

    Esta Unidad de Retina ha sido concebida en términos de accesibilidad, siendo la primera de estas características de la Comunitat que está adaptada al paciente con discapacidad motriz. Así, “cuenta con diversos puestos que permiten realizar la exploración al paciente en silla de ruedas sin necesidad de movilizarlo. Además, el espacio se ha habilitado en planta baja y está libre de barreras arquitectónicas, con una vía de comunicación directa con el resto de quirófanos y el área de urgencias”, ha subrayado el jefe del Servicio de Oftalmología, el doctor José Ramón Hueso.

    En esta visita a la nueva Unidad han estado presentes la gerente del Departamento, Beatriz Massa; el equipo directivo del centro; la concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Sant Joan d’Alacant, Esther Donate; el alcalde de Tibi, Juan José Ballester y el primer edil de Torremanzanas, Cristóbal Sala. Durante el recorrido les han acompañado el doctor José Ramón Hueso; la jefa de Sección de Oftalmología, la doctora Encarna Mengual; el responsable de esta nueva unidad, el doctor Juan García, y la supervisora de enfermería, Cecilia Sirvent.

    En este dispositivo se atenderá principalmente a pacientes con degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la causa de ceguera más frecuente en los países industrializados y de prevalencia especialmente alta a partir de los 65 años, y a pacientes con diabetes mellitus (DM), la causa más frecuente de ceguera en la población activa, además de otras patologías, como oclusiones vasculares y neovascularización miópica.

    “Desde hace unos años han surgido nuevos tratamientos para estas enfermedades, que tenían un pronóstico muy limitado con las antiguas opciones terapéuticas. Estos tratamientos se basan en la administración intravítrea de inyecciones que mejoran y ralentizan la evolución de la enfermedad pero no la curan, por lo que muchas veces son tratamientos crónicos y, en ocasiones, de por vida”, explica el doctor Juan García, responsable de la Unidad.

    Por lo tanto, se trata de patologías de alta prevalencia, repercusión en la visión y con necesidad de múltiples visitas exploratorias y tratamientos. En este sentido, esta Unidad pretende dar respuesta a la creciente demanda asistencial que se ha producido en los últimos años en patología retiniana. Como ejemplo, en 2013 se realizaron 638 inyecciones intravítreas y en 2016 fueron más del doble, un total de 1.368.

    Asimismo, “este esfuerzo persigue mejorar la calidad de la atención ofrecida a estos pacientes, con un perfil de avanzada edad, que ronda los 70 años, pluripatológico y con una escasa movilidad, muchas veces en silla de ruedas y/o con algún miembro amputado”, destaca la supervisora, Cecilia Sirvent.

    Los beneficios que aporta esta unidad son, por tanto, la mejora de la accesibilidad del paciente con discapacidad motriz, así como una mayor comodidad gracias a la unificación de espacios, dado que con anterioridad las exploraciones se realizaban en la tercera planta y el tratamiento en planta baja. Asimismo, se ha producido una optimización de los recursos en el proceso de atención a los pacientes con patología retiniana, haciendo coincidir en el mismo día exploraciones, diagnóstico y tratamiento.

    Durante la visita se han acercado a la nueva área de exploración, en la que se ha realizado una prueba a un paciente con discapacidad motriz en el equipo OCT-TRITON, de última generación. A continuación, han visitado la consulta/zona de exploración contigua, en la que el facultativo ofrece la información al paciente y el plan de tratamiento.

    Por último, todos se han dirigido a la sala blanca o quirófano oftalmológico donde se realiza cirugía menor en condiciones de asepsia-esterilidad. “Esta sala blanca Inició la actividad hace un año, en abril de 2016, ante el aumento de pacientes con patología de retina que pueden ser tratados mediante inyecciones intravítreas y, junto a las nuevas zonas de exploración y consultas visitadas, completa la Unidad Integral de Retina que hoy presentamos”, destaca el doctor García.

    El quirófano supone una mejora de la seguridad y la esterilidad de la manipulación del producto de inyección intravítrea y tiene por objetivo ofrecer una mejor calidad asistencial a estos pacientes al hacer coincidir el proceso exploratorio, diagnóstico y tratamiento en el mismo día.

    Asimismo, permite destinar los dos quirófanos de cirugía mayor con los que cuenta el Servicio de Oftalmología a otro tipo de intervenciones de patología ocular (cirugía mayor oftalmológica). Ello ha permitido, por ejemplo, que se realizaran en el último año 600 intervenciones más de cataratas en los quirófanos de cirugía mayor.

    Los tiempos son vitales en este tipo de pacientes y, durante este año de actividad, se han acortado considerablemente gracias a este nuevo quirófano. “Los tiempos de tratamiento de la patología retiniana se han agilizado y reducido un 80%, pasando de más de 100 días de demora media hasta el año 2016 a menos de 30 días en la actualidad, dado que se inicia el tratamiento de manera inmediata en la primera consulta. Esto supone ofrecer al paciente una respuesta adecuada a su patología, evitando que ésta evolucione”, ha subrayado el responsable de la Unidad.

    Por lo que respecta a la actividad llevada a cabo, en el año 2016 se realizaron 1.368 inyecciones intravítreas y en lo que llevamos de año, hasta el mes de junio, un total de 779, por lo que se espera superar este año la actividad del anterior.

    Subir