2 de marzo de 2021 2/3/21

Tres institutos de Sagunto participan en el Concurs Scrabble en valencià

Tres institutos de Sagunto participan en el Concurs Scrabble en valencià - (foto 1)

    Los institutos de educación secundaria de Sagunto Jaime I, Camp de Morvedre y Clot del Moro se han mostrado dispuestos a participar en el Concurs Scrabble en valencià, que este año se concentrará en Nules y Castellón el 4 y 5 de abril. Este juego clásico impulsa el uso, el conocimiento y la asunción de la lengua desde la perspectiva que le otorga el juego y la competición. Aspectos relacionados con la ortografía, el léxico, la sociolingüística y especialmente la dignificación y asunción de la lengua como propia son clave en la tarea docente; por eso la organización, en palabras de la profesora de lengua Cristina Marqués, se decidió a acercar la experiencia al estudiantado de secundaria de Sagunto, de la mano del Club Scrabble Castellón Comarcas. 


    El delegado de Gabinete de Promoción del Valenciano, José Manuel Tarazona, ha manifestado que “apostamos por el esfuerzo colectivo y coordinado entre administraciones para conseguir la plena normalización lingüística del valenciano en todos los ámbitos”. También ha declarado que la preparación, los encuentros y el concurso de Scrabble en valenciano entre centros educativos “es una iniciativa que está dando muy buenos resultados, por lo que nosotros, desde el Gabinet de Promoció del Valencià del Ayuntamiento de Sagunto hemos seguido el ejemplo de Castelló, siendo la primera ciudad de la provincia de Valencia que participamos conjuntamente con los institutos en este proyecto que tiende a vertebrar nuestro territorio a través del uso de nuestra lengua con la participación activa de los alumnos y alumnas de los centros educativos de nuestro municipio”. El concejal les ha deseado la mayor de la suerte en el concurso y ha adelantado que están trabajando para que el próximo Concurso Scrabble se haga en Sagunto. 


    El Scrabble es un juego de tablero lingüístico. El objetivo es acumular la máxima puntuación posible formando palabras en una parrilla de 15×15 casillas, algunas de ellas bonificadas, usando fichas individuales que se cogen aleatoriamente de una bolsa. Este juego se vende en más de 120 estados y hay versiones en más de 30 lenguas diferentes, entre ellas el valenciano. Su éxito lo hace merecedor de figurar en el National Toy Hall of Fame. También tiene un día mundial dedicado, el 13 de abril, día del nacimiento de su creador, Alfred Mosher Butts. 


    El Scrabble es muy flexible ya que permite muchas variantes de juego, cada una de ellas con sus particularidades. En la modalidad de juego original, entre 2 y 4 jugadores se enfrentan para conseguir la máxima puntuación. Cada jugador dispone de unas fichas con letras que tiene que combinar para formar una palabra válida en su idioma. Las palabras se tienen que colocar en un tablero, ligándolas con las palabras ligadas previamente, formando una estructura trabada similar a los crucigramas. Cada ficha tiene un valor determinado y algunas partes del tablero multiplican este valor, o el valor total de la palabra formada. Gana la persona que, al haberse acabado las fichas, suma más puntuación. Para validar una palabra jugada se suele consultar un diccionario estándar. 


    El 1938, el arquitecto de Nueva York, Alfred Mosher Butts, creó el juego como una variante de un juego de palabras inventado previamente por él, el Lexiko. Los dos juegos tenían el mismo número de fichas y la misma distribución de puntos, valores que Butts calculó meticulosamente a partir de un análisis de frecuencia de las letras que aparecían en la portada del New York Times. El nuevo juego, que denominó Criss-Crosswords, ya tenía el tablero de 15x15 y parecía unos crucigramas. Butts fabricó unos cuántos juegos, pero no tuvo éxito al intentar vender la idea al principal fabricante de la época. Evidentemente, la historia les quitó la razón.

    Subir