26 de mayo de 2020 26/5/20

Sagunto reivindica de nuevo mejoras para el campo valenciano

Sagunto reivindica de nuevo mejoras para el campo valenciano - (foto 1)

    Bajo el lema 'Por la defensa de nuestra citricultura', políticos, agricultores y vecindario se concentraron ayer, lunes 25 de febrero, frente a las puertas del ayuntamiento de Sagunto para reivindicar una solución a los problemas que sufre el campo valenciano con respecto a la crisis citrícola. Con esta concentración la Plataforma por la Dignidad del Agricultor volvió a dejar clara la preocupación que existe alrededor del problema que atraviesa el sector acerca de la competencia desleal de terceros países.

    El principal problema es el hecho de que en determinados países africanos no se apliquen los mismos controles y normas que los productos citrícolas locales y eso afecta directamente e indirectamente a alrededor de unas 200.000 personas y, por ello, los agricultores reclaman que se active la cláusula de salvaguarda para proteger el producto local.

    A la concentración se unieron el alcalde de Sagunto, Quico Fernández; el concejal y presidente del Consell Agrari, Enric Ariño, y otros miembros de la Corporación Municipal, que aprobó en el Pleno del Ayuntamiento apoyar la reivindicación de los agricultores.

    Fernández, tras leer el manifiesto de la plataforma, afirmó que el problema no solo afecta a los agricultores sino a toda la ciudadanía valenciana ya que la agricultura y especialmente la citrícola "es una parte importantísima de nuestra economía que genera 200.000 puestos de trabajo y supone una parte importante del producto interior bruto". El primer edil añadió que aunque se diga que la agricultura es residual "hoy en día es una parte importante para la ciudadanía valenciana en la exportación y por tanto es garantía de futuro como cualquier gran empresa" y reivindicó cada convocatoria "para decir bien alto que rectifiquen esta postura y definitivamente se pongan del lado de nuestros agricultores y de todo nuestro país".

    Por su parte, Ariño pidió que se actúe para frenar la competencia desleal de los países que no cumplen con la normativa y que aplique "las medidas que nos autoaplicamos sólo los productores europeos, en concreto, los españoles y valencianos como el control de sanidad, la trazabilidad del producto o saber si se han mantenido en frío a la hora de llegar al consumidor, entre otras". El concejal delegado reivindicó la convocatoria y animó a todo aquel que quiera participar a que acuda cada vez que se convoque "para hacer ruido y para que se ponga una solución al problema que atraviesa el campo valenciano".

    Subir