26 de enero de 2021 26/1/21

El Pleno aprueba el II Plan de Infancia y Adolescencia de Sagunto para el periodo 2020-2025

El Pleno aprueba el II Plan de Infancia y Adolescencia de Sagunto para el periodo 2020-2025 - (foto 1)
  • El plan cuenta con el apoyo de todos los departamentos municipales que se implicarán en su ejecución transversal en favor de los derechos de la población más joven

El Pleno de la Corporación Municipal, en la sesión ordinaria celebrada ayer jueves 26 de noviembre, aprobó el II Plan de Infancia y Adolescencia de Sagunto para el periodo 2020-2025. La propuesta, que parte de la concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Sagunto y que fue presentada por el concejal Guillermo Sampedro, fue aprobada con los votos a favor de PSPV-PSOE, Compromís, EU, IP, PP y Ciudadanos y el voto en contra de Vox. Además de la aprobación del plan, el Pleno ha acordado contar con el apoyo de todos los departamentos municipales que se implicarán para ejecutar dicho plan.

Es importante destacar que Sagunto, desde el año 2016, forma parte del Programa Ciudades Amigas de la Infancia liderado por UNICEF que obliga a sus miembros a trabajar en un plan de infancia. Por ello, la concejalía de Juventud e Infancia ha elaborado este II Plan de Infancia y Adolescencia (PLIA) para el período 2020-2025 como una estrategia que marcará las políticas de infancia de la ciudad en la que el Equipo de Gobierno se compromete a respetar sus derechos.

Además, este Plan está comprometido con la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), abordando los grandes retos globales, desde la lucha contra la pobreza o el cambio climático hasta la educación, la salud, la igualdad de género, la paz o las ciudades sostenibles.  Es un plan participativo, donde la participación esencial de la infancia y la adolescencia es el empuje hacia la construcción de la democracia y de la ciudad de Sagunto como Ciudad Amiga de la Infancia.

Desde hace meses la concejalía de Juventud e Infancia lleva trabajando con los menores consejeros del Consejo Municipal de la Infancia, grupos de participación como Dinakids y HRJove, profesorado, asociaciones y técnicos municipales de diferentes áreas en un proceso de diagnóstico para recopilar toda la información que permita detectar las necesidades de los menores. Posteriormente, se han elaborado propuestas de acción que aparecen recogidas en el plan.

El II PLIA responde al diseño de la estrategia que el gobierno local plantea para los próximos años, y que se basa en transformar positivamente la vida de los niños, niñas y adolescentes. Esta estrategia está basada principalmente en cuatro grandes ejes: la necesidad de otorgarle a la infancia el lugar que merece por ser ciudadanos sujetos de derechos; la apuesta por la participación protagónica de la infancia y adolescencia en todas las esferas de la vida; la necesidad de fijar una estrategia transversal que articule, integre y potencie los esfuerzos de las diferentes concejalías en los programas dirigidos a la infancia; y un necesario enfoque de equidad para cubrir las necesidades en todos los ámbitos del desarrollo humano de la infancia.

En cuanto a la estructura del II Plan de Infancia y Adolescencia, se organiza en cinco grandes áreas de actuación que corresponden a las cinco esferas de objetivos generales definidos en el Marco para la Acción de la iniciativa de Ciudades Amigas de la Infancia. Estas cinco áreas de actuación son las siguientes. En primer lugar, el derecho a ser escuchado; cada niño, niña y adolescente tiene derecho a que su voz, necesidades y prioridades, sean escuchadas y tomadas en cuenta en las leyes, políticas, presupuestos, programas y decisiones públicas que les afectan.

En segundo lugar, se reconoce el derecho a ser valorado/a, respetado/a y tratado/a justamente, ya que todos los niños, niñas y adolescentes han de ser valorados, respetados y tratados con equidad en sus comunidades y por las autoridades locales. El tercer bloque del plan habla del derecho a ser niño/a; todos los niños, niñas y adolescentes tienen la oportunidad de disfrutar de la vida familiar, el juego y el ocio (esto incluye actividades sociales y culturales y lugares seguros para encontrarse con sus amigos y jugar).

La cuarta línea de actuación se refiere al derecho a tener servicios esenciales de calidad; todos los niños, niñas y adolescentes tienen acceso a servicios sociales esenciales de calidad (esto incluye atención médica, educación, apoyo nutricional, desarrollo y educación de la primera infancia, justicia y apoyo familiar). Por último, el quinto apartado del Plan menciona el derecho a tener entornos seguros y limpios; todos los niños, niñas y adolescentes deben vivir en un entorno seguro, protegido y limpio (esto incluye protección contra la explotación, la violencia y el abuso, acceso a agua potable, saneamiento e higiene, diseño urbano seguro y adaptado a los niños, movilidad y ausencia de contaminación y desechos).

Subir