22 de octubre de 2020 22/10/20

El monasterio de las servitas en Sagunto celebra las primeras profesiones solemnes de votos en diez años

El monasterio de las servitas en Sagunto celebra las primeras profesiones solemnes de votos en diez años - (foto 1)
  • Con la incorporación de dos religiosas mozambiqueñas

El monasterio de Santa Ana regido por las Siervas de María en la localidad valenciana de Sagunto ha acogido la profesión de votos solemnes de dos religiosas que, a partir de ahora, se unen definitivamente a la comunidad de vida contemplativa.

Así, María Francelina y María Celestina, ambas de Mozambique han celebrado la profesión solemne de votos y con ellas son cinco las religiosas de vida contemplativa que forman la comunidad en Sagunto, según la madre Angelita, superiora del monasterio, donde no se celebraban votos desde el año 2010.

Estos votos “son muy importantes por la falta de vocaciones y dan continuidad a la vida en el monasterio donde esperamos la llegada prevista en octubre de una religiosa de la Fraternidad Arca de María, en Brasil, que quiere vivir una experiencia monástica para decidir si se une a la vida contemplativa o continúa en la vida activa”.

Además, al monasterio de Santa Ana de Sagunto, fundado en el siglo XV, también se unirá el próximo año una novicia procedente de Uganda, que realizará sus votos simples, ha indicado la superiora.

Cinco religiosas de Italia fundaron el monasterio de Sagunto en 1489

La Orden de los Siervos de María, conocidos como servitas, fue fundada en 1233 en Florencia por los “siete santos fundadores”, canonizados por León XIII en 1888. La rama femenina toma como madre espiritual a Santa Juliana Falconieri y sus comunidades comparten con los frailes las principales formas de vida evangélica: fraternidad, pobreza, oración, hospitalidad, servicio mariano y devoción a la Virgen de los Dolores.

El monasterio de Santa Ana, en Sagunto, fue fundado en 1489 por cinco religiosas llegadas de Italia, y es uno de los dos conventos regidos en España por las Siervas de María, junto con el de Madrid.

La Orden estuvo presente en Valencia desde 1597 hasta 1936, cuando en la persecución religiosa fue destruido su monasterio. Tras la Guerra Civil la comunidad servita se restableció en el convento Mislata, donde permaneció hasta 2010, cuando las religiosas se trasladaron al de Sagunto. 

Subir