5 de diciembre de 2020 5/12/20

La Demarcación de Costas se compromete a tener listo el proyecto de las playas de Sagunto antes de final de año

  • Esta mañana ha tenido lugar una reunión en la que también se ha tratado la problemática del foso en la playa de Almardà

La Demarcación de Costas se ha comprometido a tener listo el proyecto de Sagunto antes de final de año. Esta mañana ha tenido lugar una reunión a la que ha asistido el alcalde de Sagunto, Darío Moreno; el Teniente Alcalde de Almardá, Pepe Gil; el concejal de Playas, Roberto Rovira, y el presidente de la Asociación de Vecinos de Almardá, Pepe Girona.

Darío Moreno ha señalado que los tres puntos esenciales de la reunión han sido el estado del proyecto de las playas de Sagunto, el proyecto de Almenara que ya está en licitación y la problemática de seguridad por la existencia de un foso a la entrada del mar en la playa de Almardà. Durante la reunión, también se ha mantenido una conversación con la Demarcación de Costas de Castellón.

Moreno ha destacado que el compromiso de la Demarcación de Costas en «tener listo el proyecto para nuestras costas, tenerlo ya en información pública para que podamos tener acceso al mismo antes de final de año, pero hasta que no veamos que eso es una realidad, tenemos una cierta desconfianza».

Por otro lado, se ha tratado la problemática existente con el foso que se ha generado en las playas, «que supone un peligro para los bañistas». El alcalde ha asegurado que «se va a trabajar por parte de las dos demarcaciones para que, conjuntamente, se analice el problema que existe en la playa de Sagunto y se determine, para poder mitigar los efectos de ese foso y del problema que tenemos a día de hoy en la playa, y que se establezca la cantidad de grava y de piedras se tienen que extraer y, a partir de ahí, que se establezcan las vías en las que poder hacerlo».

Según Moreno, se han planteado dos vías, «por una parte un contrato de Mantenimiento que habría que ampliar y, por otra, si al final sale adelante el proyecto de Almenara, que se haga realmente teniendo en cuenta que nosotros tenemos esa necesidad de extraer piedra y grava y, que por tanto, se utilice ese proyecto para dar solución a Sagunto».

Pepe Gil ha asegurado que la intención del Ayuntamiento es «garantizar que nuestro proyecto esté cuanto antes y exigir que los plazos se cumplan, de manera que a final de este año el proyecto esté ya en fase de exposición pública y podamos hacer las alegaciones pertinentes y dar nuestra opinión al respecto». Según Gil, «se han comprometido a intentar  buscar solución a los problemas de seguridad que plantea la playa con el escalón de dentro del mar, así como alguna solución técnica para que, cuando hagamos la nivelación, pueda funcionar mejor el sistema y disminuir ese escalón».  

El Teniente Alcalde de Almardá ha señalado que lo acordado en la reunión «son promesas que ya veremos si se materializan, pero si no nos convencen, presentaremos el requerimiento de nulidad para que vean que estamos dispuestos a ir hasta el final para que lo que se haga en Almenara no perjudique a nuestros intereses».

Por su parte, Roberto Rovira, ha destacado que el estudio de impacto ambiental «no deja claro cuáles van a ser los efectos del proyecto y reclamamos una solución integral para todas las playas», además, «obvia a la Red Natura 2000 y los efectos negativos en las dunas catalogadas como zonas N1 de especial protección». Rovira ha declarado que si el proyecto llega a final de año «sería una buena noticia para poder analizarlo y tomar postura municipal al respecto».

En cuanto al foso, Rovira también espera una actuación por parte de la Demarcación de Costas, ya que «año tras año el Ayuntamiento actúa a través de la SAG tanto para preparar la temporada estival como durante la propia temporada, que mitiga un poco el problema, pero no es la solución y, evidentemente, ahora mismo se requerirá la anulación del proyecto. Estudiaremos, si cabe, el recurso contencioso administrativo, que es algo que deberemos valorar de forma colectiva».

Pepe Girona ha agradecido la invitación a la asociación y ha señalado que, «si todo lo que allí se ha dicho se cumple, entonces nosotros estaremos conformes de que no se haga el recurso pero, si no se cumple, estaremos dispuestos a que el Ayuntamiento haga un contencioso administrativo». Además, ha agradecido al Ayuntamiento «el trabajo que está haciendo en este asunto».

Por último, en cuanto al contencioso administrativo, el alcalde ha asegurado que este «no iría destinado a parar la obra, sino que reivindicará nuestros intereses ya nosotros entendemos que no se han contestado las alegaciones correspondientes y que existe un peligro sobre nuestras playas. Una medida que nosotros solicitaríamos con la interposición del contencioso administrativo es que, de momento, no se inicien las obras, pero no es ese el motivo específico para interponerlo, el motivo radical es defender nuestros intereses y que se nos escuche porque entendemos que, en este proceso, no se nos ha escuchado».

Subir