29 de mayo de 2020 29/5/20

El Consejo de la FVMP aprueba una declaración institucional en apoyo de la citricultura valenciana

El Consejo de la FVMP aprueba una declaración institucional en apoyo de la citricultura valenciana - (foto 1)

    El alcalde de Sagunto, Quico Fernández, como vicepresidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), presidió ayer en Pedreguer la reunión del Consejo de la federación y presentó una declaración institucional en defensa del sector citrícola que fue aprobada y que será trasladada para su aprobación a los municipios de la provincia de Valencia.

    En la misma, después de argumentar la gran afectación y perturbación que la ampliación del periodo de importación de cítricos está produciendo en los mercados poniendo en una grave situación a los productores valencianos, la FVMP insta a la modificación del acuerdo de la Asociación Económica firmado por la Unión Europea y seis países de la Comunitat de Países de África Meridional, entre ellos Suráfrica, que contempla una reducción progresiva, hasta la desaparición, de los aranceles aplicables a las naranjas importadas en un periodo (del 16 de octubre al 30 de noviembre) en el cual nuestros campos están en plena campaña de comercialización, y en su defecto, que se aplique la cláusula de salvaguarda, motivada por la caída generalizada de los precios de nuestras naranjas, que prevé el tratado comercial europeo para proteger el futuro de nuestro campo.

    Según explica Fernández, "es una declaración institucional reforzada por todos los partidos políticos en apoyo de la reivindicación del sector citrícola. El tema del campo y de la naranja afecta más a unos municipios que a otros, pero es una parte muy importante de nuestra economía y por lo tanto todos los municipios solidariamente y todos los partidos apoyan al sector citrícola porque no se pueden añadir más problemas a un sector que ya tiene una crisis prácticamente crónica".

    Además, como segundo punto, reclama reforzar las medidas de defensa fitosanitaria de los cítricos europeos, para aumentar la seguridad de las plantaciones citrícolas comunitarias. Exigir las máximas cautelas y controles a los productos importados desde países con plagas de cuadragésima, sea qué sea el lugar de entrada a la Unión Europea, y minimizar con esto el riesgo de contagio de plagas y/o enfermedades. Establecer a las producciones de países terceros una reciprocidad, en cuanto a requisitos de todo tipo, exigidos a las producciones comunitarias, para garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores, reciprocidad en las exigencias a nuestros labriegos y obligación de la implantación del tratamiento en frío de los cítricos procedentes de países con plagas de cuarentena.

    El alcalde afirma que: "Se están pidiendo todas aquellas medidas que el propio sector exige de manera unánime y que hace referencia especialmente a la competencia desleal de los cítricos que proceden de Sudáfrica y de otros países, por dos motivos, porque suponen un entrada de una cantidad muy importante de naranja en un periodo de producción en nuestra zona y porque hay una voluntad por parte de la Unión Europea de suprimir los aranceles, de manera que terceros países están haciendo una competencia desleal a los cítricos valencianos".

    Fernández ha añadido que además, no hay garantías respecto de la protección contra las plagas y enfermedades. Y que esta situación es muy grave. "El sector está muy indignado y estamos intentado por todas las vías, ayer tuvimos una concentración en Sagunto, reclamar de los representantes políticos del gobierno español y a nivel de la Unión Europea que rectifiquen y que de una vez por todas respeten los derechos de los agricultores valencianos y protejan nuestra naranja como un producto que forma parte de nuestra identidad, tradición y economía del futuro".

    Y en tercer lugar, la declaración manifiesta la defensa de las normas establecidas en la Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, garantizando los derechos de los productores agrarios ante la distribución.

    En la citada declaración se pone de manifiesto que los precios son un 23 % menores a los de la campaña anterior y miles de toneladas de mandarinas, sobre todo satsumas y clementinas, se han quedado sin recoger con unas pérdidas superiores a 85 millones de euros en todo el territorio valenciano.

    Subir