26 de enero de 2021 26/1/21

El Consejo Asesor de Medio Ambiente se reúne telemáticamente para, entre otros asuntos, tratar el proyecto del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible de Sagunto

El Consejo Asesor de Medio Ambiente se reúne telemáticamente para, entre otros asuntos, tratar el proyecto del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible de Sagunto - (foto 1)
  • Este documento se desarrolla al amparo del Pacto de las Alcaldías como una propuesta clara para la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático en el municipio

El Consejo Asesor de Medio Ambiente de Sagunto se reunió ayer, de manera telemática, para tratar, entre otros asuntos, el proyecto del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) en el municipio. Este documento se desarrolla al amparo del Pacto de las Alcaldías, una iniciativa promovida por la Comisión Europea con la pretensión de reunir a los alcaldes y alcaldesas de las ciudades europeas en una red permanente de intercambio de información para la aplicación de buenas prácticas. Entre sus objetivos se encuentra la mejora de la eficiencia energética en el entorno urbano, conseguir una reducción de las emisiones de CO2 en el ámbito del territorio local y aumentar la resiliencia frente al cambio climático.

El alcalde de Sagunto, Darío Moreno, ha explicado que en la reunión se abordaron distintos asuntos que preocupan a la ciudadanía, como por ejemplo las playas de Almardá, Corinto y Malvarrosa y el proyecto de las playas de Almenara y La Llosa. «Hablamos, entre otros asuntos, de movilidad, de acciones por parte del Ayuntamiento y del posicionamiento de la sociedad civil respecto a esos asuntos tratados. En definitiva, tratamos muchos aspectos que son transversales para la ciudadanía y que afectan a nuestro día a día, y que cada vez más la sociedad está reclamando que nos atrevamos con medidas más valientes que hagan que nuestro entorno sea más sostenible», detalla el alcalde.

Según Moreno, otro de los asuntos más destacados de la reunión es el PACES, «un estudio que estamos realizando para analizar las emisiones en la ciudad y los impactos de los diferentes contaminantes que generamos, no solo desde el Ayuntamiento, sino por parte de toda la sociedad y tejido empresarial, así como algunas de las medidas que deberíamos tomar para frenar y atrasar el cambio climático», explica el alcalde de Sagunto.

Sobre el PACES, y tras aprobar en el Pleno Ordinario de agosto el inicio de los trámites para formar parte del Pacto y para desarrollar el plan, el Consejo Asesor presentó un borrador de documento en el que se establecen los objetivos y las metas a conseguir de cara a 2030, ya que el Pacto es un compromiso de las ciudades que lo firman de hacer propios los objetivos de la UE para ese año y reducir las emisiones de CO2 en su territorio en más del 40% a través de medidas de eficiencia energética y de acciones relacionadas con la promoción de las energías renovables y la movilidad urbana sostenible, así como trabajar en la implantación de medidas de adaptación al cambio climático.

Entre estos objetivos, para los que se ha tomado como punto de referencia el inventario de emisiones de referencia (IER) y el análisis de riesgos y vulnerabilidades elaborado para este plan, en el PACES de Sagunto se encuentran, por un lado, los objetivos de mitigación que son establecer un mínimo del 27% de cuota de energías renovables; ahorrar un 27% de la energía consumida respecto a 2010, y bajar del 40% de las emisiones generadas en relación con los niveles de 1990. Estos indicadores se han establecido respecto a las emisiones producidas en las que el Ayuntamiento tiene competencia para actuar directa o indirectamente tales como el transporte público, los edificios municipales o el alumbrado público.

Por otro lado, se encuentran los objetivos específicos de adaptación que surgen tras realizar el análisis de vulnerabilidad de sectores como el medio ambiente, la biodiversidad y los ecosistemas, la salud, la agricultura o el agua, entre otros. Se han obtenido 4 objetivos estratégicos que son sensibilizar y formar a la ciudadanía en relación con el cambio climático; fomentar la eficiencia energética y el uso de energías renovables; incentivar la gestión responsable de recursos, y diseñar un municipio sostenible y eficiente. Dentro de estos objetivos se establecen unas metas cuyo año de referencia es 2020 y de objetivo 2030 y son, entre otros, mejorar la integración entre el municipio y el medio ambiente; promocionar I+D+I en relación con la adaptación al cambio climático o acercar a la ciudadanía al territorio desde una perspectiva de respeto a la cultura local.

Además, se ha elaborado una encuesta de participación para que la ciudadanía aporte información según los parámetros establecidos por los objetivos que se marca el PACES.

El documento también plantea aspectos financieros, como la estimación económica del PACES así como las fuentes de financiación de las que se dispondrían para llevar a cabo el Plan que, por un lado, serían fondos propios municipales y, por otro, líneas de ayudas al municipio de organismos regionales, estatales y europeos.

Una vez elaborado el documento definitivo se deberá presentar un informe de seguimiento cada dos años a modo de evaluación de las medidas realizadas en el municipio y de los objetivos de mitigación y adaptación. Además, cada cuatro años se ha de actualizar el inventario de emisiones para así ver el progreso de los consumos y emisiones del municipio.

Subir