2 de junio de 2020 2/6/20

"La citricultura valenciana tiene que adaptarse a los nuevos retos del mercado para poder enfrentarse a sus competidores"

"La citricultura valenciana tiene que adaptarse a los nuevos retos del mercado para poder enfrentarse a sus competidores" - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    "La citricultura valenciana tiene que adaptarse a los nuevos retos del mercado para poder enfrentarse a sus competidores" - (foto 2)

    El Consell Local Agrari realizó ayer a las 19 horas en el salón de plenos de su local una charla orientada al mundo agrario, titulada como 'Present i futur de l'agricultura' y subtitulada como "Dels canvis de varietat als nous cultius passant per la mida dels camps".

    La charla contó con profesionales del sector como son Cristobal Aguado, presidente de AVA-ASAJA; Carles Peris, presidente de la Unión de Labriegos y Ganaderos; un representante del sector de los comerciantes de la naranja perteneciente al Comité de Gestión de Cítricos; y Roger Llanes, director General de Agricultura de la Generalitat Valenciana.

    El presidente del Consell Agrari, Enric Ariño, ha explicado que en la charla se analizó la situación actual de la citricultura valenciana; "no estamos en el mejor de los momentos y las causas son que la citricultura valenciana, es decir, la naranja valenciana, se tiene que adaptar a los nuevos retos. Hay nuevos competidores, nuevas maneras de comercialización y nuevas variedades y se ha de hacer un esfuerzo para situarnos a la altura de todo esto".

    El delegado ha insistido en que "la agricultura y en concreto, la citricultura, tiene mucho futuro porque la demanda continúa creciendo, únicamente hay que adaptarse a los mercados".

    Ariño ha explicado que el gran problema reside en la competencia que existe con otros países, como Sudáfrica. En este caso, Ariño ha señalado que "la naranja sudáfricana tiene unas ventajas y aranceles muy beneficiosos" que la favorecen y recalca que este producto es un "competidor serio y hay que saber adaptarse" para poder competir contra él.

    El concejal ha manifestado que entre las soluciones propuestas estaría la de reajustar el mercado a la baja con algunas variedades de la naranja como la Marisol o la Nulera, y así, hacer frente a la demanda que hay. También, "crear otras variedades en el mercado que satisfagan los gustos de la población y crear un producto diferenciado y segmentado que tenga un cliente fijo".

    "En definitiva, hay que adaptarse a la nueva realidad del mercado", ha declarado el concejal, que ha agregado que los productores no solo se tienen que adaptar a los mercados, también "tienen que tener voz en Europa". "Si los valencianos no están representados en Europa, el futuro es más complicado. Debemos apostar por tener una presencia fuerte en Europa que defienda nuestros intereses", ha finalizado.

    Subir