23 de septiembre de 2020 23/9/20

Los ‘DNI’ rumanos y portugueses son los más falsificados

  • CSI•F imparte un curso dirigido a policías locales para detectar documentos falsificados

Los DNI rumanos y portugueses son los más falsificados. Muchos ciudadanos de países como Rusia o Brasil falsifican sus cartas de identidad, equivalentes al DNI español, como si fueran ciudadanos rumanos o portugueses para alegar ser miembros de la Unión Europea y tener libertad de movimiento por los países de la Unión.

Con el objetivo de poder detectar documentación falsa, el sindicato CSIF está realizando durante toda la semana un curso práctico sobre documentos falsificados. Las sesiones, dirigidas a policías locales, se están impartiendo en Benifaió y a él acuden agentes de multitud de localidades, por lo que el sindicato estudia la posibilidad de impartirlo en un futuro en Castellón, que cuenta con un altísimo número de inmigrantes, principalmente rumanos.

Los policías aprender así a reconocer todo tipo de documentación falsificada como documentos personales de identificación de diferentes países, permisos de conducir o revisiones de ITV. Según explicó el profesor del curso, David Sancho, “los documentos más falsificados son los permisos de conducir de otros países o los pasaportes. Hay muchos ciudadanos rusos que se hacen pasar por lituanos, o brasileños por portugueses”.

Los policías locales aprender a conocer las características propias de los diferentes documentos de identificación de de Francia, Portugal, Italia, Senegal, Marruecos o Argentina y así detectar cuándo un carne es falso. La luz ultravioleta o la calidad de la tinta con la que está impreso resultan fundamentales para saber si el documento es bueno, según explicó el experto en el curso organizado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Por otra parte, también existen muchas falsificaciones de documentación de la Inspección Técnica de Vehículos. Aunque muchas de esas falsificaciones rozan la perfección hay algunos detalles que pueden hacer a los agentes sospechar de la veracidad del documento, como por ejemplo que la fecha esté centrada en el documento y no justificada a uno de los dos márgenes.

Durante el curso promovido por CSIF los agentes realizan prácticas en las que pueden comprobar qué carnés son falsos y cuáles no. A través de una lupa pueden observar el tipo de impresión del documento y ver si es original, y la luz ultravioleta permite observar si existen laminados 3M, es decir, documentos que necesitan el aplique de una luz para poder observar los motivos que esconden.

Subir