17 de febrero de 2020 17/2/20

Rodríguez califica de propaganda las nuevas medidas en materia de vivienda porque no benefician a un mayor número de familias

  • Ante las últimas disposiciones transitorias introducidas por el Ministerio en el Plan Estatal de Vivienda 2009-2012

  • La disponibilidad de ayudas está limitada por los objetivos acordados con cada autonomía

  • Los particulares que conviertan su vivienda libre en protegida en alquiler deberán disputarse las 6.710 ayudas fijadas para promotores de VPP en alquiler

La directora general de Vivienda y Proyectos Urbanos, Mª Jesús Rodríguez, ha asegurado hoy que “las nuevas medidas del Ministerio de Vivienda son simplemente propaganda porque no suponen un beneficio para un mayor número de familias, ni de la Comunitat ni de cualquier otra comunidad autónoma, porque el volumen de ayudas disponible está limitado y restringido a los objetivos y recursos fijados por el Ministerio para cada autonomía en el actual Plan de Vivienda 2009-2012”.

Las familias beneficiadas con las dos medidas estrella del Gobierno Central, la de que los particulares puedan convertir su vivienda libre en protegida en régimen de alquiler y tener las mismas ayudas que los promotores y la de ampliar el límite máximo de ingresos para obtener ayudas por la compra de vivienda protegida de precio concertado, serán las mismas que antes. El único cambio es que entrarán en juego más personas que se disputarán la misma cantidad de ayudas”, ha aseverado la Directora.

Rodríguez ha criticado que “queda muy bien anunciar a bombo y platillo que se va a facilitar el acceso a más familias a viviendas asequibles, pero no es la realidad. En la Comunitat Valenciana las ayudas para vivienda protegida en alquiler seguirán siendo de 6.710 para todo el Plan 2009-2012, independientemente de que el Ministerio abra la puerta a la obtención de estas ayudas a los particulares que conviertan su vivienda libre a este régimen, porque éste es el objetivo marcado por el Ministerio para nuestra autonomía”.

En cuanto al fondo de esta medida, la directora general ha advertido que “las ayudas de vivienda deben dirigirse a las familias que lo necesitan, y a respaldar la creación de vivienda o salida del stock de vivienda libre por parte de los promotores, pero en ningún caso deberían ir destinadas a ciudadanos que adquirieron viviendas libres sin la finalidad de ocuparlas”.

En el caso de la vivienda protegida de precio concertado – ha añadido la directora general- las subvenciones también están limitadas al objetivo de 3.830 ayudas estipuladas en el Plan con independencia de que el Ministerio también dé oportunidad a solicitar estas ayudas a familias con unos ingresos mayores que los permitidos anteriormente”.

Además, Rodríguez ha indicado que “las ayudas para facilitar el pago de la entrada en la compra de VPP de precio concertado incorporadas ahora por el Ministerio ya existían en nuestra Comunitat para familias con ingresos entre tres tramos, 2’5, 3’5 y 4’5 veces el IPREM. El Ministerio establece ahora una única ayuda para todas las familias con ingresos de hasta 7 veces el IPREM, mientras que la Generalitat concede ayudas de forma progresiva ofreciendo mayores cuantías a las familias con menores ingresos”.

Cambio de modelo
Por otro lado, Mª Jesús Rodríguez también ha manifestado su desacuerdo con la “excesiva fragmentación y rigidez del Plan Estatal Vivienda que establece objetivos muy concretos y encorsetados para cada línea de ayudas e impide su transferencia entre ejes distintos en función de las solicitudes que se registren en cada área. Esto puede generar una descompensación de forma que exista un déficit en algunas líneas y un excedente en otras”.

Por esta razón, desde la Generalitat exigimos un cambio de modelo del Plan de Vivienda que permita a nuestra autonomía disponer de los fondos en materia de vivienda, tal y como nos corresponde por tener la competencia exclusiva en este ámbito, para poder gestionar los recursos con libertad y administrarlos según las necesidades reales de los ciudadanos de la Comunitat”, ha concluido la directora general de Vivienda y Proyectos Urbanos.

Subir