11 de abril de 2021 11/4/21

Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas

Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 2)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 3)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 4)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 5)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 6)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 7)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 8)
    Riba-Roja rebaja un 11% el IBI de las viviendas, el comercio y las pequeñas empresas - (foto 9)

    El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una reducción sustancial de hasta un 11% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) de la localidad con el objetivo de proteger las economías domésticas e incentivar el consumo en el municipio. El coeficiente de este impuesto pasa del actual 0'56 al 0'47 que se aplicará a partir del año 2018.

    Paralelamente, las parcelas de entre 40.000 y 60.000 metros cuadrados y las bolsas de suelo industrial inactivos se penalizarán con un 50% en el impuesto de bienes inmuebles con la finalidad de evitar prácticas de especulación urbanística que, además, impiden aumentar la oferta en el mercado para la instalación de nuevas empresas y, por tanto, la creación de puestos de trabajo.

    Las parcelas que tienen un valor catastral superior a los 600.000 euros pasarán de un coeficiente actual de 0'73 al 1'10, el máximo permitido actualmente por la ley. El planteamiento del equipo de gobierno se centra en dinamizar el mercado del suelo en Riba-roja al tiempo que servirá para aumentar en 400.000 euros la recaudación municipal. Este incremento compensará el descenso en los impuestos procedentes de las familias, las pequeñas empresas y los comercios que verán aumentado su poder adquisitivo.

    Las previsiones del equipo de gobierno de Riba-roja de Túria pasan por reducir notablemente la presión fiscal que soportan las familias de la localidad y que podrán notar en sus economías domésticas en 2018 con un ahorro de hasta 35 euros anuales en el pago del impuesto de sus viviendas a los que se añadirán otras rebajas sustanciales como los vehículos utilitarios -el mayor número del parque automovilístico- con una media al año del 9% menos.

    Esta reducción plenaria propuesta por el gobierno municipal -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha contado con el respaldo de Riba-roja Pot y de Ciudadanos y la abstención del Partido Popular. Esta disminución del impuesto se añade a las rebajas aplicadas en ejercicios precedentes, con el 12% del año 2015 -se redujo del 0'67% al 0'59%- o la de 2016 con otro 6% al bajar del 0'59% al actual 0'56%.

    La rebaja del nivel impositivo beneficiará principalmente a las viviendas de las clases medias de Riba-roja con valores catastrales de hasta 60.000 euros que pasarán de pagar alrededor de 317 euros este año a los 282 euros del próximo ejercicio, es decir, un 11% con la disminución de hasta 35 euros de un año a otro. No hay que olvidar que la reducción es mayor si se compara con los 334 euros que se pagaban por la misma vivienda al principio de la legislatura, de forma que la reducción alcanza ya los 52 euros.

    Las medidas fiscales se extienden a otros sectores importantes de la economía local como los pequeños comercios y familiares de hasta 125.000 euros de valor catastral con otro 0'47 de coeficiente, el sector del ocio y la hostelería menores de 500.000 de valor, la industria de hasta 75.000 euros de valor catastral o el suelo sin edificar de hasta 120.000 euros. Las oficinas con valores inferiores a 75.000 euros también verán reducido el impuesto de bienes inmuebles, además de los edificios singulares o los usos agrarios sin distinción catastral. En todos los casos se aplicará un coeficiente del 0'47.

    El pleno ha aprobado también reducciones en el impuesto de vehículos utilitarios y de motocicletas baja cilindrada, con un descenso de entre un 10 y un 20%, respectivamente, que utilizan las clases medias de Riba-roja de Túria. Así, los turismos de hasta 16 caballos pasan de pagar 107 a 90 euros -un 13% menos-, y los de hasta 12 caballos se verán beneficiados con importantes reducciones -hasta un 9%- al pasar de los 55 a los 50 euros del próximo año.

    En cuanto a las motocicletas, las calificadas como ciclomotores y los de hasta 125 centímetros cúbicos pasan de pagar 8 a 6 euros -un 6% menos-, los de entre 125 y 250 de cilindrada pasan de 12 a 10 euros, los de entre 250 y 500 centímetros cúbicos pagarán 2 euros menos -de 24 a 22 euros- y los de entre 500 y 1.000 de cilindrada se beneficiarán de una rebaja del 9% al pasar de 49 a 45 euros.

    Las medidas del pleno se extenderán a los vehículos históricos de más de 25 años que disfrutarán de bonificaciones del 100%, los híbridos tendrán deducciones del 75% en los 10 primeros años y los eléctricos gozarán de bonificaciones del 75% cada año.
    El concejal de Hacienda, José Ángel Hernández, ha subrayado que las reducciones aprobadas "beneficiarán a una amplia mayoría de las familias de Riba-roja de Túria al aplicar criterios ecuánimes y de equilibrio en las cuentas económicas, además de incentivar la instalación de nuevas empresas con medidas en contra de la especulación y un apoyo claro y decidido al comercio local y a las pequeñas y medianas empresas".

    Subir