25 de noviembre de 2020 25/11/20

Riba-roja realizó 1.757 contratos en el mes de septiembre y creó 29 puestos de trabajo

Riba-roja realizó 1.757 contratos en el mes de septiembre y creó 29 puestos de trabajo - (foto 1)
  • El municipio incrementó la contratación en un 28% entre agosto y septiembre

MÁS FOTOS
Riba-roja realizó 1.757 contratos en el mes de septiembre y creó 29 puestos de trabajo - (foto 2)
Riba-roja realizó 1.757 contratos en el mes de septiembre y creó 29 puestos de trabajo - (foto 3)

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Labora), dependiente de la conselleria de Economía Sostenibles, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha constatado que durante el mes de septiembre se formalizaron un total de 1.757 contratos en Riba-roja de Túria, es decir, un 28% más respecto del mes anterior, agosto, en el que se llevaron a cabo un total de 1.368 contratos.

La tasa de paro se redujo en 29 personas en el mismo periodo de tiempo, según los datos de Labora, en el que se pasó de 1.766 personas en agosto a las 1.737 del pasado mes de septiembre, es decir, un 1’65% de disminución. De las 1.737 personas sin trabajo actualmente en Riba-roja de Túria hay 1.031 que son mujeres mientras que los restantes 706 corresponden a hombres.

Las cifras de contratación en Riba-roja de Túria constatan que la localidad lidera este ámbito en la comarca de Camp de Túria con los referidos 1.757 contratos, muy por encima de otras localidades con una población superior a los 20.000 habitantes como Bétera donde se formalizaron 444 contratos en septiembre, la Pobla de Vallbona con otros 603 contratos o Llíria, capital comarcal, con 1.108 contrataciones.

De los 1.757 contratos formalizados en el mes de septiembre, cabe destacar que el sector de los servicios es uno de los que más beneficiados por esta tendencia con un total de 1.159 contrataciones, otros 515 contratos formalizados en el ámbito de la industria, mientras que en el sector de la construcción se llevaron a cabo un total de 63 y, por último, otros 20 en la agricultura de Riba-roja de Túria. Esta misma tendencia se mantiene en los restantes municipios mayores de 20.000 habitantes de la comarca.

El análisis de Labora detalla por segmentos de edad los nuevos contratos labores de septiembre, de los que 630 se realizaron a hombres de entre 25 y 40 años de edad, otros 404 a mujeres de entre 25 y 44 años, seguidos de los 305 contratos a hombres mayores de 44 años, las 202 contrataciones, también, a hombres menores de 25 años, los 144 a mujeres mayores de 44 años o los 72 a mujeres menores de 25 años. 

En cuanto a los sectores de actividad, en Riba-roja de Túria se realizaron 1.159 contratos laborales en el sector de los servicios, otros 515 en la industria, 63 en el sector económico de la construcción y, por último, otros 20 en la agricultura. Sobre el total de estas contrataciones, 951 pertenecen a ocupaciones elementales, otras 300 son operadores de instalaciones y maquinaria, 139 son artesanos y trabajadores cualificados de industrias manufactureras y de la construcción. Por último, cabe destacar los 132 que corresponden a trabajadores de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores en esta localidad.   

Labora también analiza, de forma pormenorizada, el tipo de contrato que se formalizó en Riba-roja de Túria a lo largo del citado periodo de tiempo, de forma que de los 1.592 nuevos contratos de septiembre hay un total de 1.592 que corresponden a las contrataciones de tipo temporal mientras que los otros restantes 165 nuevas contrataciones son los de tipo indefinido.

En cuanto a las cifras del paro cabe añadir que las 1.737 personas registradas en septiembre en la comarca de Camp de Túria es de las mejores frente a las 1.554 sin trabajo en la localidad de Bétera, los 2.287 de Llíria o, por último, las 1.881 personas en paro de la Pobla de Vallbona. En todos los casos, el nivel de parados es mayor entre las mujeres que entre los hombres.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado que las cifras sobre el nivel de paro registrado en septiembre y los nuevos contratos formalizados en el mismo periodo de tiempo “son positivos y permiten una cierta confianza de cara al futuro, aunque hay que esperar que se confirmen en los próximos meses teniendo en cuenta la situación sanitaria y económica que atravesamos actualmente”.

Subir