elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años

Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 2)
    Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 3)
    Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 4)
    Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 5)
    Riba-Roja indemnizará con 27.000 euros a los regantes y con 15.000 a la hija del ex alcalde por una ocupación de terrenos hace 20 años - (foto 6)

    El Ayuntamiento de Riba-roja indemnizará a los propietarios de los terrenos que hace casi 20 años ocupó el consistorio para construir dos pozos de agua potable para abastecer a las cerca de 2.000 viviendas del margen izquierdo del río Túria. Las obras para construir ambas infraestructuras se llevaron a cabo y se finalizaron sin ningún contratiempo aunque durante este periodo de tiempo no se abonó cantidad económica alguna, hasta ahora, a los dueños del suelo privado. En total, se abonarán 59.281 euros.

    Los hechos que ahora se han solucionado arrancaron en el año 1996 cuando el ejecutivo local -gobernado entonces por el ex alcalde Francisco Tarazona, del Partido Popular, con mayoría absoluta- ocupó para llevar a cabo las obras de ambos pozos tras obtener la autorización de los propietarios del suelo ubicado en la conocida zona del Calvari. Sin embargo, el consistorio no fijó ningún tipo de compensación monetaria para los dueños de los terrenos ni permuta de terrenos.

    El nuevo gobierno local -surgido de las pasadas elecciones municipales y formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha decidido solucionar un problema heredado de los anteriores gobiernos del Partido Popular y que se había convertido en el foco de conflicto entre los propietarios de los terrenos que demandaban una cantidad económica por la ocupación efectiva de terrenos ocurrida hace 20 años y el propio consistorio.

    De este modo, el Ayuntamiento de Riba-roja ha acordado el pago de 59.281 euros a los propietarios de los terrenos donde se construyeron en su momento los pozos de agua. Esta cantidad económica se divide en los 27.337 euros que se abonarán a la Comunidad de Regantes Quint y Lorca, otros 15.068 euros a pequeños propietarios entre los que destaca la hija del ex alcalde Francisco Tarazona, otros 15.701 euros a una empresa propietaria y, por último, un vecino que se embolsará 1.175 euros por una pequeña parcela. Los terrenos ocupados por el Ayuntamiento de Riba-roja alcanza un total de 1.997 metros cuadrados en cuyo interior los dos pozos de agua tienen una capacidad de 3.000 metros cúbicos.

    El Ayuntamiento de Riba-roja ha recordado que la desidia y la inoperancia del anterior gobierno para solucionar un problema "enquistado con el paso de los años" significó una sanción económica de 72 euros para la comunidad de regantes ya que como propietarios no comunicaron a la Agencia del Catastro ni al Ministerio de Hacienda las modificaciones urbanísticas experimentadas sobre el terreno.

    Para resolver el problema de los terrenos, los servicios técnicos municipales del Ayuntamiento de Riba-roja tasó el valor económico de los terrenos fijados en los citados 72.000 euros como paso previo al acuerdo entre ambas partes.

    El concejal de Hacienda y Patrimonio, José Ángel Hernández, ha subrayado "la predisposición y la buena sintonía que hemos encontrado con los regantes y con el resto de los propietarios por una situación irregular que heredamos del anterior gobierno del Partido Popular y que ahora, por fin, hemos solventar de forma correcta para que no haya ningún perjudicado, ni los propietarios que cobran lo que es suyo ni el consistorio que paga su deuda y cumple, de esta forma, con el ordenamiento jurídico vigente, la base de nuestra sociedad".

    Hernández ha recordado los múltiples problemas jurídicos alrededor del PAI del Calvari ubicado en la zona sur junto al propio casco urbano ya que, pese a iniciarse a gestar entre los años 1997 y 1998, debería estar en funcionamiento pleno desde hace más de un lustro pero que la crisis urbanística junto a los incumplimientos del agente urbanizador han impedido un desarrollo en este área. Precisamente, esa falta de desarrollo ha supuesto millonarias demandas por parte de vecinos por los incumplimientos del ayuntamiento a la hora de permutar terrenos en este programa urbanístico inacabado.

    Subir