22 de octubre de 2020 22/10/20

Riba-Roja detecta 1.600 parcelas privadas con riesgo de incendio

Riba-Roja detecta 1.600 parcelas privadas con riesgo de incendio - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Riba-Roja detecta 1.600 parcelas privadas con riesgo de incendio - (foto 2)

    El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha detectado la existencia de alrededor de 1.600 parcelas de propiedad privada con riesgo de incendio -en distintos grados, bajo, medio y alto- por su cercanía a zonas forestales, muchas de las cuales presentan, además, diversas irregularidades como la suciedad en su interior y la ausencia de vallado en su perímetro. Las parcelas se hallan tanto en las zonas urbanas -casco urbano y áreas residenciales- como en los enclaves rústicos del término municipal.

    La delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Riba-roja ha iniciado ya el proceso administrativo de notificación a los 150 propietarios de parcelas ubicadas en zonas con mayor riesgo de incendio como las urbanizaciones dels Pous, Masía de Traver y València la Vella que deberán realizar las tareas de limpieza, adecuación y vallado de sus terrenos al hallarse en áreas habitadas y, por tanto, con mayor riesgo.

    A continuación, se comunicará al resto de propietarios hasta completar las 1.600 parcelas halladas en el estudio elaborado. Entre las áreas donde se prestará mayor atención figura la zona norte del término así como aquellas que delimitan con terreno forestal, en cuyo caso cabe destacar las áreas de Porxinos o els Carassols.

    Estas deficiencias han salido a la luz gracias a un informe de ingeniería forestal sobre la zonificación de áreas prioritarias de actuación para la prevención de incendios forestales realizado recientemente en el término de Riba-roja de Túria y en el que se establecen diversos grados de intensidad en función del riesgo ante el posible escenario que se desencadenaría la propagación del fuego.

    El estudio identifica las parcelas que por su cercanía a las áreas forestales o urbanas, especialmente con alta densidad poblacional, presentan un mayor riesgo de incendio en determinadas épocas del año, sobre todo los periodos estivales y aquellos con temperaturas elevadas. Todas las parcelas detectadas en el trabajo realizado presentan diversos grados de riesgo y vulnerabilidad ante posibles situaciones derivadas por un posible incendio.

    El artículo 180 de la ley 5/2014 de la Generalitat Valenciana sobre Ordenación del Territorio especifica que los propietarios "de los terrenos, construcciones y edificios deberán mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, realizando los trabajos y obras necesarios para conservar o rehabilitar en ellos las condiciones imprescindibles de habitabilidad, seguridad o funcionalidad que les permitirían obtener la licencia administrativa de ocupación".

    El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria concederá un plazo de 15 días hábiles a los propietarios de las parcelas para que procedan a ejecutar las labores de limpieza y vallado de las mismas que, en caso de desobedecer, se pueden acometer, a continuación, con "carácter subsidiario" a costa del obligado que deberá abonar la factura de los trabajos realizados en su interior. Incluso, se podrán aplicar sanciones de hasta diez multas coercitivas, con periodicidad mensual, por un valor máximo, cada una de ellas, de un décimo del coste estimado de las obras ordenadas.

    La ley autonómica sobre Ordenación del Territorio y el Paisaje establece tres grados de infracciones, leves, graves y muy graves con sanciones aparejadas que oscilan entre los 300 y los 3.000 euros en el primer caso, los 3.001 y los 30.000 euros para los casos graves y, por último, de entre 30.001 y el 1'5 millones de euros las situaciones muy graves, en función del carácter de cada de ellas.

    El edil de Medio Ambiente, José Ángel Hernández, ha destacado "la necesidad de que los propietarios de estas parcelas se conciencien sobre la necesidad de mantener en perfecta situación sus propiedades ya que, además de los riesgos sanitarios y de salubridad está también en juego el peligro que se crea para aquellos casos de incendios; se trata de una cuestión de gran importancia por la cercanía del verano en el que aumenta el riesgo de incendios".

    Subir