elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo

Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo
Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo
  • El ayuntamiento aprueba 30 solicitudes de los vecinos del municipio

MÁS FOTOS
Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo - (foto 2)
Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo - (foto 3)
Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo - (foto 4)
Riba-roja destina 54.090 euros en ayudas a la instalación de energía solar fotovoltaica en viviendas y edificios para autoconsumo - (foto 5)

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha resuelto la concesión de hasta 30 solicitudes para subvencionar la instalación de energía solar fotovoltaica para autoconsumo en las viviendas particulares y en los edificios de las comunidades de vecinos ubicados en el término municipal. La suma económica concedida alcanza los 54.090’50 euros en total. Tras el éxito alcanzado en esta convocatoria, el ayuntamiento tiene previsto realizar otra edición el próximo año.

Las ayudas concedidas oscilan entre los 1.665 euros de mínima y los 2.250 euros como subvención máxima, en función de los parámetros técnicos atendidos para cada uno de los casos resueltos. De esta forma, se ha fijado en 3 kilovatios el máximo concedido entre todas las subvenciones concedidas a los solicitantes, tras los baremos aplicados en cada uno de los casos.

Cabe recordar que estas ayudas fueron aprobadas por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria para todos aquellos propietarios de viviendas o edificios ubicados en el término municipal. Para recibir las ayudas han sido necesarios los volantes de empadronamiento o las facturas justificativas de un consumo eléctrico superior a los 2.000 kilovatios en la última anualidad.  

La iniciativa municipal está contemplada en el Plan Estratégico de la localidad dirigida a fomentar e implantar las energías renovables en las viviendas, una reducción de los combustibles derivados del petróleo y, por tanto, lograr una mayor autonomía eléctrica. Para facilitar la gestión de los trámites administrativos y técnicos, el ayuntamiento ha implantado la figura del instalador autorizado, designado por los solicitantes y que puede actuar como representante.

Los inmuebles o las viviendas que han optado a la concesión de estas ayudas previstas en la convocatoria de este año están habitadas, obligatoriamente, y están radicadas, además, en el término municipal de Riba-roja de Túria. Uno de los principales objetivos del ejecutivo local pasa por una reducción notable de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la localidad.

Los titulares de las solicitudes aprobadas tienen de plazo límite hasta el 31 de octubre próximo para presentar la solicitud requerida y que está incluidas en las bases reguladoras de las ayudas. Entre ellas, el documento de identidad del solicitante y en el caso de las comunidades de propietarios, además, un original del certificado de la Junta de Propietarios del edificio, además, de la aprobación de las instalaciones y de la presentación de la solicitud de la subvención.

Los beneficiarios tendrán que aportar, también, una relación clasificada de los gastos de la actividad, así como el detalle de otros ingresos o subvenciones, además de los documentos justificativos de dichos gastos, es decir, originales de las facturas. También será necesario el impreso municipal de certificación de titularidad de la cuenta bancaria para el abono del importe.  

Las ayudas obligan a los beneficiarios a permanecer con la instalación de las placas fotovoltaicas en las viviendas por un periodo mínimo de diez años. El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria realizará, además, un seguimiento del impacto que en materia de reducción de emisiones de CO2 se desarrolle como consecuencia de la puesta en marcha de esta iniciativa.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado “la acogida tan positiva que esta convocatoria ha recibido por parte de los vecinos que han demostrado, una vez más, su compromiso y su solidaridad por conseguir una municipio más sostenible y más respetuoso con el medio ambiente que nos rodea y su apuesta por una energía que ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono”.

Subir