elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

PSOE: “El alcalde y los 10 concejales del PP de Riba-Roja abandonan el pleno porque un vecino empezó a grabar la sesión sin permiso”

PSOE: “El alcalde y los 10 concejales del PP de Riba-Roja abandonan el pleno porque un vecino empezó a grabar la sesión sin permiso”   - (foto 1)
  • El PSPV denuncia el carácter "autoritario" de Francisco Tarazona

MÁS FOTOS
PSOE: “El alcalde y los 10 concejales del PP de Riba-Roja abandonan el pleno porque un vecino empezó a grabar la sesión sin permiso”   - (foto 2)
PSOE: “El alcalde y los 10 concejales del PP de Riba-Roja abandonan el pleno porque un vecino empezó a grabar la sesión sin permiso”   - (foto 3)
PSOE: “El alcalde y los 10 concejales del PP de Riba-Roja abandonan el pleno porque un vecino empezó a grabar la sesión sin permiso”   - (foto 4)

El PSPV de Riba-roja de Túria ha denunciado que el alcalde de la localidad, Francisco Tarazona, y los otros 10 concejales que integran el Partido Popular abandonaron ayer lunes el pleno después de que una persona del público empezase a grabar la sesión con una videocámara casera sin el permiso del munícipe popular. El grupo socialista ha calificado de "vergonzoso" y "autoritario" al alcalde por negarse a la grabación del mismo pese a tratarse de un espacio público.

Los hechos se iniciaron alrededor de las 20 horas cuando un vecino del público asistente al pleno municipal ordinario inició la grabación de la sesión a pesar de las advertencias del alcalde para que cesase en su acción. Ante la negativa del vecino de Riba-roja a interrumpir la grabación, el alcalde y los restantes concejales del Partido Popular se levantaron inexplicablemente de sus asientos y abandonaron la sala ante el estupor y la incredulidad de la oposición y del resto de asistentes de vecinos.

El portavoz socialista, Robert Raga, ha calificado de "rabieta infantil" la actitud del alcalde y del resto del equipo de gobierno "por reaccionar de forma autoritaria ante el intento loable de un vecino por difundir los hechos que se suceden en un pleno municipal, máximo órgano de representación popular; sin embargo, parece que este alcalde tiene horror y alergia a la transparencia de los asuntos públicos que se debaten en el ayuntamiento, tiene miedo de que los ciudadanos de Riba-roja se enteren de su forma de gobernar y de los asuntos de interés público".

El desarrollo normal del pleno estuvo interrumpido entre las 20 y las 21 horas, aproximadamente. Sin ninguna explicación ni argumentación oficial, el gobierno de Riba-roja había abandonado su obligación de presidir la sesión. Los asientos de los concejales del PP estaban vacíos mientras los ediles de la oposición -PSPV, EU y Compromís- esperaban atónitos el regreso de los populares quienes, finalmente, depusieron su actitud e hicieron acto de presencia casi una hora más tarde. Sin embargo, lejos de modificar su comportamiento anterior, el gobierno del PP decidió continuar con los restantes puntos de la sesión ordinaria aunque en ningún momento hizo uso de su turno de palabra y votó, sistemáticamente, en contra de todas las propuestas presentadas por los grupos de la oposición sin importarles la importancia de cada una de ellas.

Precisamente, entre las mociones rechazadas por el Partido Popular destaca una propuesta del grupo socialista donde se reclamaba al equipo de gobierno que los plenos se retransmitan a través de los diferentes medios de comunicación municipales y que toda la información se ponga a disposición de los ciudadanos de Riba-roja a través de las redes sociales.

Subir