27 de febrero de 2020 27/2/20

El PP de Requena solicita ayudas para los agricultores requenenses como consecuencia de los daños que causó el granizo en Requena

    El Partido Popular de Requena ha presentado esta mañana por registro de entrada una moción solicitando ayudas económicas, con motivo del granizo que asoló varias zonas de cultivo de vid del término municipal.

    Por un lado, se va a solicitar a la Generalitat Valenciana y al gobierno de la nación la declaración de zona catastrófica, para las zonas afectadas del término municipal de Requena.

    Por otro lado, el PP de Requena propone solicitar a todas las administraciones competentes que se articulen ayudas, para paliar los daños en infraestructuras, y se establezcan líneas de crédito y otros tipos de beneficios fiscales, para compensar la pérdida de producción y de rentas, por parte del agricultor.

    Por último, el PP también propone pedir a todas las administraciones la creación de líneas de ayuda de tratamientos fitosanitarios, para paliar en parte los efectos de plagas y enfermedades, sin que ellos supongan un coste para el agricultor.

    Esta moción surge ante la necesidad de amparar al agricultor requenense y velar por la seguridad de las viñas

    en Requena, tras el granizo que afectó las zonas de Campo Arcís y la Portera el día 6 junio y los viñedos de la zona norte de San Antonio y parte de la aldea de El Pontón, así como determinadas zonas de cultivo de vid de Requena.

    La gran cantidad de piedra que descargó sobre la comarca ha provocado numerosos destrozos materiales y ha dañado la cosecha de uva de vinificación, oscilando según zonas entre el 20% y el 100% de la producción.

    Otro de los problemas que también acarrea este excepcional temporal de granizo es la aparición de hongos y enfermedades en las vides de los campos afectados. Una característica que incrementa el coste del cultivo porque deben realizarse tratamientos preventivos y curativos.

    En otro sentido, además de la merma en la cosecha de este año y los problemas surgidos con las enfermedades, después de este tipo de accidentes meteorológicos, la planta se resiente durante los años posteriores y se ve afectada la producción.

    Por todos estos motivos, es fundamental que se soliciten a las diferentes administraciones públicas todas las ayudas necesarias para que los agricultores requenenses puedan hacer frente a todas las pérdidas que suponen unas condiciones climáticas adversas al adecuado cultivo de la vid en la localidad.

     

    Subir