22 de noviembre de 2019 22/11/19

Una investigación de la Escuela de Requena revela la necesidad de tratar las zonas forestales incendiadas

Una investigación de la Escuela de Requena revela la necesidad de tratar las zonas forestales incendiadas - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Una investigación de la Escuela de Requena revela la necesidad de tratar las zonas forestales incendiadas - (foto 2)

    La Escuela de Viticultura y forestales, que la Diputación de Valencia tiene en Requena, participa en el I Congreso Forestal valenciano tras haberse adherido a la plataforma forestal valenciana.

    La presencia de la escuela en este congreso pretende mostrar al colectivo de profesionales del ámbito forestal la existencia de este centro formador de operarios especializados en trabajos forestales.

    Desde hoy se da cuenta en Alcublas, donde se celebra el congreso, el resultado obtenido tras un estudio de regeneración de una masa tras incendio y la evolución de la misma que ha llevado a cabo el equipo docente del departamento forestal, así como los diferentes alumnos de los ciclos forestales de la escuela en el desarrollo de las prácticas de campo.

    El principal objetivo del congreso es el de servir como foro de encuentro y comunicación para aquellos investigadores y gestores interesados en la restauración y gestión de las zonas afectadas por incendios forestales y “la escuela de la Diputación tiene un prestigio y experiencia consolidada en la formación de profesionales en la materia desde hace décadas” como han comentado el director del centro, Pedro Navarro y el jefe del departamento de forestales, Jordi Montés.

    Resultados de los estudios

    Dentro del desarrollo de los módulos de Ciclos Forestales impartidos en la Escuela de Viticultura y Enología de Requena, se pretende complementar la formación en aula con clases en campo, que incrementen las destrezas del alumnado, y al mismo tiempo mejoren las masas forestales del entorno. Uno de estos trabajos de campo ha consistido en realizar distintos tratamientos selvícolas en una masa regenerada tras el incendio de julio de 1994 en la Sierra del Tejo (Requena).

    Con esta situación, el equipo docente planteó la necesidad de que la masa fuera aclarada con el fin de evaluar su evolución y respuesta a los tratamientos de clareo y desbroces manual reduciendo densidad, sin actuar en la interfaja, y posteriormente, actuando en la interfaja y por último se trabajó una parcela testigo.

    Los tratamientos se realizaron en 2010, y pasados 4 años, se ha realizado un estudio para comprobar la respuesta de la masa. Para disponer de datos comparativos, se han localizado pies de la misma especie que tienen la misma edad y que se han desarrollado en un ambiente semejante y en situación de nula competencia. El resultado ha sido el crecimiento en diámetro y la presencia de piñas en los árboles.

    Con todo ello, se evidencia de la necesidad de tratar las masas que regeneran tras un incendio con clareos y podas para incrementar los rendimientos en cuanto a crecimientos de las masas, incrementar y adelantar la producción de piñas que garanticen la presencia de un banco de semillas lo suficientemente numeroso como para dar respuesta a un nuevo incendio y modificar la estructura de la masa para romper continuidades con el objeto de dificultar la propagación de un nuevo incendio.

    ocultar
    Una investigación de la Escuela de Requena revela la necesidad de tratar las zonas forestales incendiadas
    Subir