elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Las redes sociales, el mejor escaparate para que la Policía pille a los que se saltan las normas COVID

Las redes sociales, el mejor escaparate para que la Policía pille a los que se saltan las normas COVID - (foto 1)
  • Los agentes localizan fotografías y vídeos alardeando de fiestas ilegales, sin mascarillas y superando el número de personas permitido

Las redes sociales se han convertido en una de las herramientas más utilizadas por los jóvenes de hoy en día, sino la que más.

A través de ellas realizan todo tipo de interacciones, entretenimiento y un sinfín de posibilidades al alcance de cualquier smartphone.

En las redes se puede ver a diario lo que la gente quiere mostrar a sus seguidores y al público en general, ya que exponen sus comidas, sus rutas de montaña, sus fotos familiares, y todo tipo de motivos que se quieren sacar a la luz.

Precisamente este es el problema en la actualidad, ya que lo que antes era mostrar a través de las redes sociales una fiesta entre amigos, ahora se ha convertido en una de las ilegalidades más perseguidas por la situación de la pandemia del Coronavirus.

Tanto es así que son las redes sociales una de las herramientas que más información da a la Policía, ya que en innumerables ocasiones son los propios infractores quienes publican en sus perfiles que se lo pasan bien sin mascarillas, dentro de una vivienda y superando con creces el número máximo de personas que permite la ley.

Todo ello, aunque antes fuera algo normal y rutinario, se ha convertido en una temeridad hoy en día.

Ya no hace falta que una tercera persona denuncie una ilegalidad, sino que son los propios jóvenes los que dejan rastro, pistas y todo tipo de detalles de las ilegalidades que están cometiendo siendo conscientes de estar alardeando de algo que se encuentra completamente prohibido a día de hoy, en el que sigue estando vigente el Estado de Alarma en toda España.

Por lo tanto, la Policía ha encontrado en los perfiles sociales el mejor escaparate para detectar fiestas ilegales en viviendas, reuniones sociales en zonas públicas, botellones o incluso viajes entre comunidades autónomas a pesar del cierre perimetral.

Subir