28 de enero de 2020 28/1/20

Joan Fontrodona: “Las condiciones de bonanza económica ha propiciado la avaricia”

Joan Fontrodona: “Las condiciones de bonanza económica ha propiciado la avaricia” - (foto 1)
  • “La crisis económica actual no es la primera ni será la última”

Joan Fontrodona, profesor de Ética Empresarial del IESE, ha participado en La Lloma en la XVI Jornada de Estudio para Empresarios de la Comunidad Valenciana que este año tiene como lema “Emprender en tiempos de crisis”. Esta Jornada está organizada por el Colegio Mayor Universitario de la Alameda.

Fontrodona ha explicado que la crisis actual es compleja, intervienen muchos factores y no se puede reducir únicamente a una crisis ética y de valores. El profesor sí que ha puntualizado que “se han dado las condiciones idóneas, el humus para que la avaricia se haya instalado y crecido: bonanza económica, intereses bajos, mayor capacidad de endeudamiento…”

Para Fontrodona “en la sociedad se ha favorecido y alabado el que hace más dinero. No es ético ni estético en los tiempos actuales de crisis que en algunos medios de comunicación aparezca en semáforo verde un empresario español que se encuentra entre los más ricos del mundo”. Profundizando en las causas de la crisis ha señalado “mal funcionamiento de los mecanismos de control de la economía, sistemas de incentivos que llevaba a que la gente asumiera riesgos excesivos, falta de templanza en el uso de los bienes materiales, falta de control y mal gobierno en las organizaciones, falta de trasparencia…”

El profesor de Ética del IESE ha subrayado que “esta crisis no es la primera ni será la última. Si se sigue la progresión que ha habido hasta el momento en este siglo habrá más de 30 crisis con el agravante de que las crisis cada vez son más rápidas y aceleradas”.

Según Fontrodona “el beneficio en una empresa no es la única medida para indicar su buena gestión; el modelo económico de priorizar el capital sobre el trabajo está obsoleto y era propio del siglo XX, ahora, en el XXI se debe valorar más el trabajo sobre el capital. Que una cuenta de resultados sea positiva no significa que la empresa vaya bien, hay que saber mirar un poco más allá”.

Por último, el experto en ética de la empresa ha explicado que para aprender de esta crisis se tiene que producir un cambio en las personas, empezando por los directivos. Estos deben ser más prudentes, con valores como la justicia, la verdad, la transparencia, la lealtad, la moderación (no centrarse tanto en el corto plazo y más en el largo plazo).

Subir