29 de noviembre de 2020 29/11/20

El Ayuntamiento de Quart de Poblet certifica que no existen vertidos de níquel en las acequias del municipio

  • El sistema de control de vertidos, que se realiza de manera bimensual, cuenta con 21 estaciones de muestreo

El Ayuntamiento de Quart de Poblet, a través de la concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible que dirige Juan Medina, ha certificado que no se ha detectado contaminación por níquel en las aguas residuales generadas en el municipio, ante las recientes informaciones aparecidas en prensa. En este sentido, desde el área también se ha querido destacar que el informe citado de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) no aporta datos en ningún momento de las acequias, ya que se analiza la red de saneamiento del agua.

 El control de vertidos de Quart de Poblet, llevado a cabo por empresas especializadas, se realiza con una periodicidad bimensual, empleando un sistema que cuenta con 21 estaciones de muestreo.

Los valores de níquel que se han detectado en ocasiones han estado siempre muy por debajo de los permitidos. Así, el dato recogido más elevado corresponde con el primer control realizado en 2016, en el que se recogió un 1’03 mg/l, muy alejado del entonces permitido de 5 mg/l para una muestra de 24 horas y 10 mg/l para una muestra puntual. En los muestreos realizados hasta la fecha los valores medios que se aprecian para el parámetro níquel se sitúan por debajo de un 0’04 mg/l y el 0’01 mg/l, datos que coinciden con la sensibilidad del equipo de medida. Esto corrobora que el efluente que llega a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) procedente de Quart de Poblet no contiene ningún metal pesado.

Medina, recientemente nombrado presidente de la Comunidad de Usuarios de Vertidos Quart – Benáger, organismo que se encarga precisamente de la gestión del saneamiento de las aguas, ha asegurado que “las aguas de Quart de Poblet presentan un óptimo nivel de saneamiento, pudiéndose aprovechar el 100% de estas una vez depuradas”.

Así, el 76% del agua depurada es reutilizada para nutrir las acequias de toda la comarca de l’Horta, contribuyendo al desarrollo de los huertos del área; mientras que el 24% restante ejerce un papel fundamental en el desarrollo de la biodiversidad y mantenimiento de la fauna y flora autóctona manteniendo un caudal regular ecológico propio de las acequias, que a su vez contribuye al sostenimiento del ecosistema de la Albufera.

De igual manera, el concejal ha destacado que gracias a este sistema “también se reduce la contaminación en origen, lo que supone un ahorro considerable en el gasto provocado por la tasa de autorización de vertidos por parte de la Confederación Hidrográfica”.

Subir