elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El PSPV de la Pobla Llarga exige a Soler rebajar las cuantías de las contrataciones menores

El PSPV de la Pobla Llarga exige a Soler rebajar las cuantías de las contrataciones menores - (foto 1)

    “Nadie puede olvidar que se acercan las elecciones y que muchos de los comportamientos políticos están ahora determinados por la lucha por los votos que se hace desde los ayuntamientos. El PP de la Pobla Llarga, con el alcalde, Rafael Soler, a la cabeza, ha aprobado unos presupuestos con innumerables guiños a los votantes, intentando contentar a una ciudadanía que no es tonta y sabe que intentan convencerlos con gestos económicos cuando en los últimos años poco o nada se ha hecho”, critica el PSPV.

    “El PSPV-PSOE votó en contra de las cuentas de 2015 por muchas razones, siendo una de las principales la capacidad que tiene el alcalde y los concejales de gastarse 15.000 euros más IVA en adjudicaciones menores, contratos que no necesitan ser aprobados por el pleno municipal. Desde el PSPV comprendemos que hay ocasiones en las cuales es necesaria esta contratación de forma directa, generalmente derivadas de la urgencia de realizar alguna actuación o de la escasa cuantía de determinadas contrataciones. Ahora bien, también creemos que se abusa de este tipo de contratación y que hay fórmulas que permitirían controlar y hacer más transparente la administración pública”, argumenta la portavoz de la agrupación socialista local, Neus Garrigues.

    “La ciudadanía en general y la de la Pobla Llarga en particular exigen cada vez más transparencia en las instituciones públicas y más democracia. Sin embargo, esa cantidad que el ayuntamiento maneja cuando quiere a su antojo (así queda estipulado en los presupuestos) es demasiado alta para no contar con el control fiscal de los partidos de la oposición y de los vecinos. Esa cantidad es excesiva. Los poblatanos quieren transparencia y el PP de Soler no ofrece ninguna. El presupuesto de 2015 era perfecto para demostrar un cambio en las formas pero de nuevo se han negado, manteniendo prácticas anticuadas y oscurantismo en la utilización del erario público”, explica Garrigues.

    Subir