elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El mecenas de la pilota valenciana

El mecenas de la pilota valenciana - (foto 1)
  • La Diputación de Valencia patrocina tres de las competiciones profesionales más relevantes

  • La copa Promeses es una novedad puesta en marcha en la presente edición de “escala i corda”

  • La institución que preside Alfonso Rus apoya al deporte autóctono desde 1994

MÁS FOTOS
El mecenas de la pilota valenciana - (foto 2)
El mecenas de la pilota valenciana - (foto 3)
El mecenas de la pilota valenciana - (foto 4)
El vínculo entre la Diputación de Valencia y la pilota valenciana viene de largo. Surgió en el año 1994 con la modalidad de raspall. Después llegaron los apoyos a las disciplinas de frontón valenciano y escala i corda, actuaciones que convirtieron a la Diputació de València no en uno de los principales mecenas del deporte de los valencianos, sino el principal.

Torneo de “escala i corda”
La competición más relevante de las auspiciadas por la Diputació de València es la Copa President. El campeonato se desarrolla en la modalidad de escala i corda y se ha convertido en la otra gran competición por equipos de la disciplina de aire junto con el Circuit Bancaixa. La liga ocupa el espacio de tiempo comprendido entre los meses de noviembre y marzo mientras que la Copa se desarrolla entre abril y junio, ambos inclusive.

La diferencia entre ambas competiciones es que la Copa se disputa por parejas, mientras que en el Circuit Bancaixa también hay cabida para los tríos. Por tanto, en la Copa son de la partida menos “pelotaris” y de ahí que la participación sea exclusiva para los mejores profesionales del momento.

La nueva “Copa Promeses”
Otro elemento diferenciador es la competición denominada Copa Promeses, campeonato paralelo al de profesionales orientado a la promoción. En este torneo participan los jóvenes aspirantes a figura más aventajados, alguno de los cuales ya tutea a las figuras consagradas.

La creación de la Copa President de la Diputació de València, en el año 2008, fue consecuencia del convenio de colaboración firmado por la Diputació de València y Val Net, empresa que aglutina a la práctica totalidad de los pelotaris profesionales de la modalidad de escala i corda.

Una vez plasmado el acuerdo, el presidente Alfons Rus señalaba que “el ámbito profesional es la máxima expresión de cualquier deporte; también en la pilota valenciana. Nos cansamos de hablar de nuestro deporte autóctono, de nuestra cultura y raíces, pero el pelotari profesional siempre ha tenido que trabajar y jugar para subsistir. Desde la aparición de Val Net la situación ha cambiado y nuestra actuación se centra en dignificar la situación de este colectivo. Los “pelotaris” deben ganar dinero para que los chavales vean que la pilota valenciana puede tener salida. En caso contrario los jóvenes querrán ser futbolistas o pilotos de Fórmula 1”, dijo.

Por su parte, Javier Nadal, gerente de Val Net, expresó que “con esta iniciativa la Diputació de València ha vuelto a demostrar que es sensible a la problemática de nuestro deporte. En la temporada teníamos un vacío que desde hace unos años ocupa la Copa President de la Diputació de València”.

Raspall y frontón
Antes de su incursión en la modalidad de escala i corda la Diputació de València ya había creado un vínculo con la pilota a través del raspall. Y es que desde el año 1994 se disputa la Lliga de Raspall – Trofeu Diputació de Valencia, competición que es, sin duda, la más importante del ámbito profesional de la raspada.

Otras de las competiciones señeras del deporte de los valencianos es el Trofeu de Frontó – President de la Diputació de València. En este campeonato los profesionales de la pilota abandonan por un tiempo su hábitat natural, el trinquet, para prodigarse y deleitar a los aficionados entre las tres paredes de un frontón.

Además cabe señalar que el mecenazgo de la Diputació de València con el deporte propio de los valencianos no se limita a estas competiciones. Existen actuaciones que ocupan menos espacio en los medios pero son igualmente importantes. Este es el caso, por ejemplo, del programa SARC, que favorece que se puedan realizar multitud de partidas festivas, principalmente durante los meses de la época estival.

Subir