20 de septiembre de 2020 20/9/20

Infraestructuras está ejecutando las obras de mejora de seguridad vial de la CV-660 entre Ontinyent y Fontanars

  • La inversión de las obras es de 2,9 millones de euros

  • La actuación va a buen ritmo y mejorará las conexiones con la comarca suponiendo un itinerario alternativo para el tráfico desde el interior a las comarcas litorales

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte está ejecutando las obras de mejora de la seguridad vial de la carretera CV-660 entre el punto kilométrico 16.250 y 19,250 tramo de Ontinyent y Fontanars. Las obras van a muy buen ritmo y están a aun nivel de ejecución del 40%.

Las obras, con una inversión de 2,9 millones de euros tiene como objetivo solventar las limitaciones que produce la carretera CV-66 a su paso por el puerto de Fontanars debido al fuerte porcentaje de vehículos pesados que soporta, el sinuoso trazado y la insuficiencia de la plataforma.

Además, la actuación mejorará las conexiones con la comarca, suponiendo de forma adicional, un itinerario alternativo para el tráfico desde el interior hacia Gandía y las comarcas litorales próximas. Además, el nuevo acondicionamiento de la carretera aportará un tráfico más fluido y mejorará el transporte de mercancías.

Características de las obras
Las obras correspondientes al proyecto de finalización de las obras de mejora de la Seguridad Vial de la ctra. CV-660 entre los pp.kk. 16+250 y 19+250. Ontinyent – Fontanars, consisten en la conclusión de las obras iniciadas el pasado 29 de junio de 2006. Las obras no llegaron a desarrollarse nunca al ritmo y planificación prevista, debido a problemas administrativos de la empresa contratista, ajenos a la Administración, lo que provocó finalmente la rescisión del contrato de obras original.

Debido a las características de la CV-660 entre los puntos kilométricos 16,250 y 19,250, propias del puerto de montaña se ha planteado una ampliación de la plataforma y la mejora de las curvas actuales, sobre todo de la supresión de las numerosas horquillas existentes.

Las obras proyectadas introducen tramos en variante eliminando las horquillas actuales y se amplía la sección de la carretera. Se acondicionan las rasantes y se eliminan en el mayor grado posible las laderas norte para conseguir un mayor grado de insolación. Las nuevas condiciones geométricas permitirán un tráfico más fluido y aliviará su nivel de peligrosidad y contaminación.

Las obras incluyen la integración ecológica y paisajística de la actuación, con tratamientos vegetales tanto de los taludes como de las ocupadas por la antigua carretera. También se prevé la mejora de la capacidad de desagüe transversal de la carretera.

Subir