3 de marzo de 2021 3/3/21

FAMPA: “La Conselleria de Educación hipoteca el futuro docente de 47 alumnos del IES Enguera”

FAMPA: “La Conselleria de Educación hipoteca el futuro docente de 47 alumnos del IES Enguera” - (foto 1)
  • El Ayuntamiento ofrece aulas que reúnen todas las exigencias, menos la potencia de luz

La Conselleria de Educación hipoteca la futura elección profesional de 47 estudiantes de 1º de Bachiller del IES de Enguera al no atender el ofrecimiento del Ampa para que accedan a una enseñanza presencial pese a que el Ayuntamiento pone espacios docentes que reúnen las condiciones exigidas por la Inspección, a excepción de la potencia de luz. De hecho, el Ampa y los padres de 1º de bachiller han presentado su disconformidad en que vayan días alternos, puesto que los días que no asisten no tienen clase online y es un curso importante para su futuro.

Desde el inicio del curso escolar 2020-2021, los padres y madres del Ampa del IES Enguera están proponiendo diferentes soluciones a las autoridades educativas de la Conselleria y equipo directivo del Instituto, al no tener garantizado que los bachilleres accedan a una formación presencial, máxime cuando las notas de este curso condicionaran su elección profesional para acceder a una EBAN o un módulo. 

La pandemia ha permitido habilitar aulas en el Instituto de Enguera para 1º y 2º de ESO y 2º de Bachiller. El resto de cursos, destacando los 47 alumnos de 1º de bachiller, se han quedado sin aulas que reúnan las condiciones exigidas de respetar la distancia de seguridad de metro y medio, condiciones que están garantizadas en los espacios ofrecidos por la corporación local.

Los padres de este grupo de 47 alumnos, además del Ampa y el Ayuntamiento, vienen proponiendo diferentes soluciones a la Conselleria de Educación y al equipo directivo del Instituto para garantizar una formación presencial durante todos los días lectivos. De hecho, una de las más factibles y operativas es la propuesta por el Ayuntamiento de Enguera que ofrece aulas en la Casa de la Cultura, que es un edificio contiguo al Instituto que reúne todos los requisitos de ventanas, accesos, conserje, metros cuadrados, etc.. La única excepcionalidad es la potencia de luz.

Dado que más de 20 niños no pueden coincidir en el mismo espacio docente, los padres han propuesto un amplio abanico de posibilidades encaminadas a garantizar una formación acorde con los tiempos que vivimos. Entre otras soluciones han propuesto que 20 alumnos asistan todos los días a clase y que cuatro de ellos roten diariamente. De esta forma las aulas pasarían a ser de 20 niños y no de unos 12.

También han propuesto la colocación de mamparas en las clases para separar los dos grupos de unos 12 alumnos que asisten por aula. Igualmente han insistido en colocar pantallas informáticas en las aulas para que incluso en los supuestos de niños enfermos o teniendo que guardar la cuarentena, pudieran seguir las clases online.

Por último, los padres han propuesto que el recinto docente se habilite para impartir clases diariamente por las mañanas y las tardes, requerimiento que tampoco ha sido atendido por la Conselleria de Educación que ha argumentado la ausencia de personal docente.

Subir