29 de noviembre de 2020 29/11/20

La Diputación tendrá en obras todo el plan de carreteras antes de finalizar 2014

La Diputación tendrá en obras todo el plan de carreteras antes de finalizar 2014 - (foto 1)
  • Se suscribirá un convenio con Fomento para mejorar los accesos y salidas de autovías

MÁS FOTOS
La Diputación tendrá en obras todo el plan de carreteras antes de finalizar 2014 - (foto 2)

Construir y mantener carreteras es uno de los objetivos de toda administración pública para mejorar las comunicaciones entre sus municipios. Eso es lo que, precisamente, el área de Carreteras de la Diputación está realizando desde la puesta en marcha del plan cuatrienal. Para el 2014 es el área de mayor incremento con un 62,5%. La inversión será de 52,3 millones de euros, o sea un 12,48% del total. El responsable político de ésta área es el diputado Isidro Prieto desde que tomara el relevo a Enrique Crespo hace casi dos años.

Se hizo cargo del área en un momento complicado
El momento era complicado por la situación política además de llegar a un sito sustituyendo a un compañero y amigo de esta forma es como menos me gusta. Todo esto condicionaba el arranque. Había una tensión excesiva por la salida. Se tuvieron que apaciguar los ánimos y continuar los trabajos que había en marcha así como marcar una nueva estrategia y sistema además de un nuevo equipo.

También era, y es, una época de crisis
Coincido totalmente. El primer análisis lo hago con Fecoval y la Cámara de Contratistas, con los representantes empresariales de la obra pública, y claro me manifiestan una situación agónica, una situación muy complicada derivada primeramente de la bajada de actividad económica y, en segundo lugar, de falta de pago a los principales proveedores, que como obra pública que son proviene de las administraciones. Ante esta situación montamos una hoja de ruta donde articulamos un discurso de apoyo a este importantísimo sector. De la responsabilidad que asume de la Diputación de proyectos de más de 40 años, de dos o tres generaciones, que estaban tambaleándose. Cuando hablo de la responsabilidad es que si somos una administración que económicamente estamos bien asumimos el reto de que los proyectos empresariales no se reduzcan.

Nos podría explicar dónde ha estado el truco para estar tan saneada la institución con tanta inversión
El área de Carreteras tiene una fuerte inversión para mantener los más de 1.100 kilómetros. Tenemos dos clientes, el institucional, que son los ayuntamientos, con sus continuas demandas mejoras y en este caso el sector.

La Diputación lleva las carreteras secundarias que es donde más siniestralidad se produce por la confianza, en muchos casos, de los conductores
Efectivamente, por la confianza de los conductores y hasta ahora las carreteras han sido de baja calidad porque son secundarias pero la inversión es muy importante. En los últimos 10 años han recibido una gran inversión. Somos de los que más hemos invertido en obra pública y mejor calidad de vía tienen. De hecho, ya estamos empezando a desdoblar carreteras y haciendo vías de alta capacidad, lo que se considera casi una autovía. Un ejemplo es la carretera de San Antonio de Benágeber a Bétera que es de una tipología atípica para la Diputación pero necesaria.

Se tardó en construir
Se tardó tiempo pero ha sido un éxito porque ese tipo de vía es funcional.

¿Habrá más?
Sí, la de Manises-Ribarroja, y estamos hablando del plan 2007-2015, que es de alta capacidad. Hablamos de carreteras que se encuentran alrededor del área metropolitana donde existe una densidad de población muy importante., Aquí es donde estamos cogiendo un poco la corresponsabilidad de reducir la siniestralidad y de mejorar los accesos.

¿Y las próximas?
Hay un proyecto importantísimo como el La Pobla del Duc-Beniganim con un gasto de siete millones; en la Serranía hay dos proyectos. Uno beneficiará a las poblaciones de Pedralba y Gestalgar, con un gasto de cinco millones, y luego un sinfín de actuaciones que mejoran los accesos y de travesías de poblaciones con importes de menor cuantía y del interior.

De los proyectos que nos habla, ¿cuáles están en marcha?
Ya está en marcha el de Ribarroja en dos de sus tramos y vamos a licitar el tercero para acabarlo definitivamente y es inminente la licitación de la Pobla a Beniganim. La idea es que el plan de carreteras, que está por encima de los 70 millones de euros, esté licitado antes de acabar el verano de 2014 y las obras en marcha el 50 % antes del verano y el otro 50 % antes de final de año.

¿Y a la Generalitat se la va a pedir que termine la autovía de Llíria?
A la Generalitat se le pueden pedir muchas cosas. Nosotros tenemos previsto en esa zona una inversión de un millón quinientos mil euros para una carretera recta que unirá la población de Villar del Arzobispo con la CV-35.

En verano en esas zonas del interior es cuando suceden más accidentes y los alcaldes piden más mantenimiento que obra nueva
Si nosotros pusiéramos las actuaciones de los últimos cuatro años y las de los próximos dos y sí se plasmara en un mapa provincial se vería la ejecución actuación atomizada. En todas y cada una de las comarcas se han hecho actuaciones.

¿El color político no le importa al diputado ni a la institución?
En absoluto porque una carretera puede unir una del PP con una del PSOE, me explicó una de un municipio donde gobierna el PP y otra donde gobierna el PSOE. En esta institución hay una cultura de que eso no existe. Y como ejemplo se encuentra la vía que va a unir la de Anna y Chella. Sus alcaldes han venido de la mano a pedir un paseo peatonal que una esas dos poblaciones.

El ciudadano eso no lo entiende
Alguna culpa tendremos los políticos de que no se entienda pero repito que, en esta casa, esa cultura está muy instaurada. Vengo de un pueblo y tengo esa mentalidad como lo que le he indicado de Anna y Chella. Y eso predomina mucho en la cabeza en el presidente. Hay veces que lo ves hablando con alcaldes del PSOE como si fueran del mismo partido.

Los ciudadanos ven siempre una carrera de cuatro años en los políticos, ¿deja algo para 2016?
Hay mucho por hacer para el 2016 y esperamos hacerlo.

Con todo lo que explica la siniestralidad debe ser menor incluso con las biondas
Ya esta siendo por suerte.

Muchas veces no se entiende la descoordinación entre instituciones. Y como ejemplo está cuando en una autovía ves una salida o unos accesos de esos que uno se echa las manos a la cabeza
Acaba de dar en el clavo. No existe en algunos casos. Están celebrándose reuniones con el Ministerio de Fomento y está casi a punto un borrador de convenio para que todas las carreteras que cruzan o intersectan vías nuestras de la Diputación tengamos claro cuál es el criterio para mantener uno y otro. Se dan situaciones kakfianas como en el cruce de carreteras de la Ribera con la del Marquesat que pasa por debajo de la N-340 y une Almussafes, Benifaió. El ámbito del Ministerio está sin mantener la friolera de hace ocho o diez años. Esto ahora va a ser una realidad. Hemos llegado a una compensación. Vamos a firmar un convenio que obliga al Ministerio a mejorarlo todo. Al final son dineros públicos los de la Diputación y los del Ministerio. Debemos procurar que en la provincia de Valencia estas situaciones no se produzcan. Los cruces de la zona de Silla, Massanasa y Sedaví son lamentables.

La imagen de esa última zona es de una película del futuro
Lo de Sedaví es lamentable como las de otras con zonas comerciales alrededor de Alfafar.

¿Dicen que se ve el final del túnel o son los síntomas vistos desde las alturas?
El sector de la obra pública es un sector motor que tira de toda la economía. Ellos sí que han tocado fondo ya y a partir de ahora…

Pero eso no quiere decir que se recupere
Efectivamente, quiere decir que no continúan cayendo, que no tienen más capacidad de aguante. O sea no se pueden destruir más puestos de trabajo sin llegar a la desaparición de proyectos empresariales. El que continúa vivo en estos momentos sabe que se puede salvar pero requiere unos mínimos de inversión pública que ni el Ministerio ni esta institución puede afrontar.

¿La inyección económica de antes cuándo?
Llegar a los inversiones de hace cinco años no será posible hasta dentro de 15 o 20 años y ya veremos.

¿Quién le pide más inversión los ayuntamientos del interior o los de la costa?
Todos por igual pero los del interior son los que piden más inversiones.

O sea, ¿más costa o interior?
En carreteras hacemos más inversión en el interior que en la costa.

Pero siempre se ha mejorado más por la costa
Hay una calidad muy importante en la red de carreteras pero donde queda más por hacer es donde menos densidad de población existe y, por tanto, menos uso y menos demanda.

Subir