22 de octubre de 2020 22/10/20

La Diputación destina 170.000 euros para actuaciones de mantenimiento en dos escuelas de La Safor

La Diputación destina 170.000 euros para actuaciones de mantenimiento en dos escuelas de La Safor - (foto 1)

    La Diputación de Valencia ha aprobado destinar 170.000 euros a los municipios de Gandia y Llocnou de Sant Geronipara que desde los consistorios se acometan actuaciones de conservación y mantenimiento en dos centros de Educación Infantil y Primaria radicados en estas localidades. Esta partida presupuestaria forma parte del primer Plan Municipal de Mantenimiento de Escuelas, en el que participan de forma conjunta la Generalitat Valenciana, la Diputación de Valencia y los Ayuntamientos de las comarcas valencianas.

    En concreto, el CEIP Benipeixcar de Gandia será beneficiario de una línea de ayuda presupuestaria por valor de 85.000 euros para mejorar el estado de sus instalaciones. Al igual que el CRA Riu Vernissa de Llocnou de Sant Jeroni, donde se invertirán otros 85.000 euros para poder realizar actuaciones de mantenimiento.

    La vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, ha asegurado sentirse «muy contenta al comprobar cómo estas inversiones son recibidas con tanta satisfacción por parte de los responsables de los centros educativos y de los equipos de gobierno municipales». La vicepresidenta ha recordado que «desde el inicio tuvimos muy claro la necesidad de establecer vías de colaboración entre las distintas administraciones con el fin de implementar políticas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas».

    En este sentido, ha explicado que a través de este programa «la Diputación de Valencia sufraga actuaciones de conservación y mantenimiento en un total de 44 centros de educación infantil y primaria pertenecientes a núcleos poblacionales diferentes y distribuidos entre las 14 comarcas de València, dos de los cuales corresponden a La Safor». Un programa que tendrá continuidad en los próximos ejercicios y que, sólo este año, beneficiará a los cerca de 14.000 alumnos matriculados en estas 44 escuelas donde existe la previsión de actuar.

    Maria Josep Amigó ha recordado que la competencia del mantenimiento de los colegios de infantil y primaria «corresponde a los ayuntamientos, aunque no siempre estas administraciones cuentan con los recursos suficientes para poder mantener en óptimas condiciones un parque de escuelas generalmente envejecido», ha indicado.

    Por su parte, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha resaltado que las actuaciones previstas en el Plan Municipal de Mantenimiento de Escuelas «responden a un reparto objetivo y transparente de los recursos, atendiendo a criterios estrictamente técnicos y pensando en la ciudadanía». El conseller ha apuntado que este programa «es necesario puesto que durante 20 años no se han efectuado las inversiones necesarias en infraestructuras educativas ya existentes», al mismo tiempo que ha asegurado que permite abarcar un triple objetivo: «hace posible que los Ayuntamientos, escasos de recursos, puedan afrontar las inversiones necesarias; permite que los alumnos puedan disfrutar de instalaciones más dignas; y, finalmente, se consigue mejorar en eficiencia energética, sostenibilidad y respeto por el medio ambiente».

    Inversión de 7 millones

    La Diputación de Valencia decidió destinar en el presupuesto de 2017 un total de siete millones de euros en ayudas directas a los municipios para el mantenimiento de los colegios. Con el fin de determinar los centros beneficiarios de estas inversiones, se ha contado con el asesoramiento técnico de la Conselleria de Educación. En primer lugar, con el establecimiento de prioridades en el tipo de actuaciones –se ha optado por la sustitución y adecuación de puertas y ventanas, ya que inciden directamente en una mejora de la eficiencia energética–, como también en la consideración de criterios de equilibrio territorial y poblacional; y posteriormente, a la hora de elegir centros de municipios de varios tramos de población; además de establecer un máximo de una ayuda por localidad.

    Con el fin de cuantificar las intervenciones, se han considerado las necesidades de cada centro: número de alumnos, número de líneas, metros cuadrados y número de puertas y ventanas a cambiar. Con estos datos se ha calculado un coeficiente que ha servido para establecer cuatro tramos de ayudas: 85.000 euros, 130.000 euros, 180.000 euros y 230.000 euros.

    Subir