30 de noviembre de 2020 30/11/20

Detenidas dos personas de origen hindú-pakistaní dedicadas a la explotación laboral de compatriotas suyos

  • Fueron detenidas 20 personas por diversos delitos tales como falsificación de documentos, usurpación de estado civil, delito contra el derecho de los trabajadores, contra la seguridad vial e infracción a la Ley de Extranjería

Agentes de la Policía Nacional de Valencia han detenido a dos personas que presuntamente se dedicaban a la explotación laboral de compatriotas, de origen hindú-pakistaní, en la recolección de cítricos. Durante la operación realizada por agentes de la UCRIF de la Jefatura Superior se han detenido a otras 18 personas, algunas de ellas por usurpación de estado civil, falsificación de documentos, contra la seguridad del tráfico e infracción a la ley de extranjería.

Los policías intervinieron diversa documentación entre la que se encontraban: cuatro permisos de residencia al parecer falsificados, dos permisos de circulación presuntamente usurpados, once permisos de residencia presuntamente usurpados y dos listados de los trabajadores que ese día iban a trabajar.

El “modus operandi” utilizado por este grupo consistía en contactar con compatriotas suyos que se encontraran en España irregularmente, para posteriormente facilitarles bien documentación falsa o bien verdadera de otras personas de similares características físicas, para que trabajaran en labores agrícolas, pagándoles entre el 40% y 50% de su sueldo, ya que el resto se lo quedaban ellos.

Las investigaciones se iniciaron cuando los policías tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de origen indio y paquistaní, que se estaría dedicando a la explotación laboral de compatriotas suyos en trabajos agrícolas.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que les facilitaban a los trabajadores tanto documentaciones falsas como verdaderas de otras personas, a las que les pagaban un alquiler de 100 euros por sus tarjetas, así como que a los trabajadores ilegales únicamente les pagaban el 40% o 50% de lo que debían ganar, quedándose ellos el resto.

Los investigadores averiguaron que los trabajadores eran recogidos diariamente por furgonetas en dos puntos diferentes de Valencia y eran trasladados hasta los campos donde tenían que trabajar.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de los supuestos cabecillas del grupo, así como los cabos de cuadrilla, encargados del control de los trabajadores. Se estableció en la madrugada del lunes un dispositivo de vigilancia y seguimiento en los puntos donde recogían a los trabajadores.

En el transcurso del dispositivo los policías siguieron a dos furgonetas hasta una explotación agrícola de Tavernes de Valldigna, donde una vez allí procedieron a la identificación de todos los ocupantes.

Finalmente, los policías detuvieron a un total de 20 personas, entre las que se encontraba el cabecilla, que llegó al lugar en otro vehículo cuando los policías estaban identificando a los trabajadores, dándose a la fuga a gran velocidad y poniendo en grave peligro al resto de usuarios de la vía, siendo finalmente detenido a los pocos minutos en la localidad de Favara.

De los detenidos, quince de ellos con antecedentes policiales, seis pasaron a disposición judicial, siendo el resto puestos en libertad tras ser oídos en declaración.

La operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Subir