11 de agosto de 2020 11/8/20

Dos décadas sin construirse residencias públicas en la provincia de Valencia

Dos décadas sin construirse residencias públicas en la provincia de Valencia - (foto 1)
  • La Diputación de Valencia invertirá casi seis millones de euros en la puesta en marcha de cuatro centros sociales en Llíria, Sueca, Carcaixent y Paterna

  • Unas obras que acometerá en colaboración con la Generalitat Valenciana y los ayuntamiento de dichas localidades

MÁS FOTOS
Dos décadas sin construirse residencias públicas en la provincia de Valencia - (foto 2)

Desde 1997 que una institución pública no ha puesto un ladrillo en la construcción de una residencia pública en la provincia de Valencia. La construcción de tres centros sociales en Sueca, Paterna y Carcaixent va a romper esta tendencia tal y como han anunciado las vicepresidentas de la Generalitat Valenciana y de la Diputación de Valencia, Mónica Oltra y María Josep Amigó.

En una rueda de prensa en la que se han querido transmitir la buena sintonía entre ambos entes con expresiones como la "colaboración entre instituciones", "la buena coordinación", "la buena gestión" o "el espíritu del Pacte del Botànic", las titulares de ambas instituciones han reivindicado la necesidad de poner en marcha estas actuaciones.

Y se va a hacer en dos de los sectores "más abandonados" en los últimos años como son la salud mental y la infancia, tal y como ha indicado vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas: "En 1997 se construyó la última residencia pública", ha lamentado Mónica Oltra.

De este modo la Diputación de Valencia invertirá 1,6 millones de euros para construir en Paterna dos módulos con un total de 24 plazas; 800.000 euros en Carcaixent para la puesta en marcha de un Centro de Día y un Centro de Integración y Rehabilitación (CRIS) con un total de noventa plazas; 2,3 millones en la residencia de Sueca, cuyas obras ya han comenzado, en la que se habilitarán 40 plazas residenciales y 20 en el centro de día.

Asimismo la Diputación financiará la adecuación de un centro de recepción para niñas y niños en la antigua prisión de Llíria por un montante estimado de 900.000 euros. Además, esta puesta en marcha supondrá la recuperación de un viejo inmueble municipal. Todas estas obras comenzarán "de forma inmediata", tal y como ha asegurado la vicepresidenta de la GVA.

La inversión será de la institución provincial y posteriormente será la Generalitat Valenciana la que se encargue dotar los recursos para el funcionamiento y el mantenimiento de estos centros. El acuerdo se ha adoptado después de valorar las necesidades, tener en cuenta la falta de inversiones por parte de los gobiernos anteriores y atendiendo a las prioridades identificadas por la propia Conselleria, "siempre con criterios objetivos", ha manifestado Mónica Oltra: "Se ha acabado eso de construir porque el alcalde era amigo del Conseller de turno".

Buena sintonía con la Diputación de Castellón

Preguntada por el traslado de estos mismos acuerdos a las provincias de Alicante y Castellón, Mónica Oltra ha manifestado la "disposición total" del presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, de colaborar en estos asuntos. No ocurre lo mismo con el presidente de la Diputación de Alicante, el también popular César Sánchez, con el que la vicepresidenta de la Generalitat ha "intentado" reunirse desde hace más de un año, sin éxito: "Excepto los viernes por la mañana, cuando el presidente de la Diputación quiera esta vicepresidenta cambiará su agenda para poder reunirse con él. Cualquier día y hora de la mañana o de la noche", ha ironizado Oltra.

La Ventana de la Diputación de Valencia

La Ventana de la Diputación de ValenciaEntrar en el especial
Subir