28 de enero de 2021 28/1/21

El coronavirus enturbia el futuro de las exportaciones valencianas

El coronavirus enturbia el futuro de las exportaciones valencianas - (foto 1)
  • La caída del consumo y la rotura de la cadena de suministro hace tambalear un año que esperaba buenos resultados

Paralizar toda aquella actividad que no sea esencial es una decisión con unas consecuencias poco positivas para la economía española. Es el caso de las exportaciones, concretamente las de la provincia de Valencia, las cuales han visto como sus expectativas anuales han quedado relegadas por la crisis del coronavirus.

Según un estudio publicado por la Cámara de Valencia, se espera una “caída erosionada” propia de la situación y que también se ha registrado en otros países como por ejemplo China, donde tal y como apuntan, ya comienzan a recuperarse de la pandemia tras descender entre los meses de enero y febrero un 16% sus exportaciones.

“Mientras China empieza a recuperarse de la pandemia, reactivando su actividad económica y productiva, Europa y Estados Unidos están en plena escalada y los casos empiezan a aparecer en  África y Latinoamérica” señalan desde el organismo.

Entre los sectores más afectados, destaca el del automóvil el cual ha visto paralizada no solo su venta a nivel externo sino también de forma interna al no poder ni recibir clientes, fabricar ni comprar productos. En el lado opuesto, se encuentra el sector de la agroalimentación el cual al tratarse de un servicio considerado como esencial espera repuntar a nivel internacional.

En este sentido, Cámara Valencia no duda del impacto negativo que va a tener la paralización de la economía en la provincia: “Sin duda, el conjunto de las exportaciones de la provincia de Valencia van a experimentar en marzo, abril y mayo, como mínimo, una significativa caída, erosionada sobre todo por la paralización de la producción y ventas de vehículos automóviles -que suponen el 37% del total de exportaciones-.” insisten.

Por sectores

La bajada de las expectativas se debe a una serie de factores clave: la caída del consumo, el cede de las actividades comerciales, la incertidumbre  y la rotura de la cadena de suministro. Ello va a provocar que “la evolución a corto y medio plazo de las exportaciones valencianas va a diferir bastante en función de lo bienes exportados/rama industrial”.

Además del sector del automóvil y de la agroalimentación, peor y mejor parado respectivamente de esta crisis, el sector de la industria química será otro de los sectores que podrían sacar provecho de la crisis del coronavirus debido a la mayor demanda de productos farmacéuticos : “Dependerá de la capacidad de producción y adaptación de esta industria a las nuevas demandas derivadas de la pandemia del coronavirus, las que condicionaran la evolución de las exportaciones en los próximos meses”.

Pero no todo depende de la evolución del virus en nuestro país sino también del ritmo de recuperación a nivel internacional. Es el caso de la industria de productos semimanufacturados y las materias primas, cuyas exportaciones se encuentran a la espera de esa evolución. Dependerá su futuro por tanto de la recuperación de la actividad productiva en China y la caída de la actividad productiva en buena parte de los países afectados.

Finalmente, el cierre de la distribución comercial minorista con el confinamiento generalizado en un número cada vez mayor de países se traduce en una caída de la demanda externa de los bienes de consumo. Por tanto, es uno de los grupos de productos que más van a experimentar la caída de las exportaciones, sobre todo, en los mercados europeos (43% del total) y a medio plazo en el estadounidense (6%).

Subir