4 de marzo de 2021 4/3/21

Betoret afirma que el Consell busca la "defunción" de la concertada para conseguir el "sometimiento educativo"

    El presidente del Partido Popular de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, ha indicado que el Consell busca la "defunción" de las aulas concertadas, una política que genera "inseguridad" y busca el "sometimiento educativo" porque las familias "ni pueden elegir libremente la educación de sus hijos ni saben en qué colegio van a empezar el próximo curso".

    Así, ha indicado que "la escuela pública y la concertada son complementarias, y la existencia de ambas garantizan la libertad de Enseñanza que consagra la Constitución Española".

    De esta manera, Betoret ha señalado que cuando vuelva a gobernar el PP "devolveremos a los padres la libertad que Compromís les arrebata, devolveremos todos los conciertos a todos los centros que tengan demanda por parte de las familias y cumplan con los requisitos legales". "Con el PP podrán decidir la educación que quieren para sus hijos".

    Así, ha explicado que el Consell "acepta por la vía del hecho el principio de subsidiaridad, con lo que este año eliminan un número de aulas y en próximos años irán cerrando otras, hasta la extinción definitiva". "No se trata de números, sino de respeto a los derechos constitucionales de los padres para elegir libremente la enseñanza de sus hijos, la libertad debe de estar siempre por encima de los intereses políticos".

    En este sentido, ha destacado que hay sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y de Aragón, así como del Tribunal Supremo que descartan aplicar el criterio de subsidiariedad para eliminar conciertos donde sobren plazas de la pública" por lo que "el Botánic perderá esta batalla en los tribunales". "Marzá ha tomado un camino a la deriva, la calle hoy y los tribunales mañana le dan la espalda a su proyecto sectario".

    Betoret ha acusado al Consell de sembrar "un clima de inseguridad" en las familias al eliminar conciertos que "tienen una importante demanda social". En este sentido, ha indicado que "no se trata del número de aulas concertadas que se eliminan sino la causa por la que se eliminan".

    El Presidente provincial del Partido Popular ha denunciado que "hay un plan perfectamente trazado para eliminar la escuela concertada" y ha recordado que en marzo el Consell publicó el número de alumnos necesarios para que los centros accedieran a una segunda (o más) aulas de Bachillerato concertadas, pero, un mes después, los criterios cambiaron "radicalmente".

    Así, y "sin previo aviso, justo antes de resolver la solicitud de conciertos publicó una corrección de errores en los que elevaba de forma extraordinaria el número de alumnos en la inmensa mayoría de los municipios de Valencia". "Marza ha querido eliminar conciertos a golpe de fe de errores", ha señalado.

    Betoret ha indicado que "no queremos una educación de pensamiento único sino una educación libre y de calidad, en la que el rendimiento académico y el futuro de los alumnos sea prioritaria y en la que la ideología no sea una apisonadora que destruye la libertad de nuestros ciudadanos".

    En algunos casos, ha explicado, el número mínimo de alumnos para tener una segunda aula supera los 30 alumnos cuando la ratio máxima son 35 alumnos por aula. Es decir, "prácticamente se exige tener lleno el colegio, con lo que no se puede hablar de mínimos".

    Además, Betoret ha denunciado que la conselleria ha notificado con "mucho retraso" la denegación del concierto lo que ha retrasado a su vez la presentación de alegaciones por parte de los colegios afectados, lo que va dificultar, cuando no impedir, que cuando se abra el período de matrícula centenares de familias valencianas puedan saber en qué colegio van a estudiar sus hijos e hijas el Bachillerato". Por ello ha aventurado que "nos espera una etapa de incertidumbre y sufrimiento injusto".

    Por último, Vicente Betoret quiso manifestar su apoyo a los profesores y centros afectados por la injustificada eliminación de conciertos, que han demostrado su profesionalidad y vocación día a día, como pone de manifiesto la demanda social de plazas que tienen los colegios afectados.

    Subir