25 de febrero de 2021 25/2/21

Alonso: "El Molón de Camporrobles en uno de los enclaves culturales de mayor proyección del interior de la provincia de Valencia"

Alonso: "El Molón de Camporrobles en uno de los enclaves culturales de mayor proyección del interior de la provincia de Valencia" - (foto 1)
  • El yacimiento de El Molón fue declarado Bien de interés Cultural el pasado mes de julio

  • El proyecto desarrollado en El Molón ha contado desde su inicio en 1995 con la colaboración de la Dirección General de Cultura, tanto a través del apoyo a las campañas de excavación como de su protección como BIC

El yacimiento El Molón, situado en Camporrobles, ha acogido hoy las IV Jornadas "El Molón Zona Arqueológica, Bien de Interés Cultural", que han sido clausuradas por la directora general de Cultura, Marta Alonso.

En esta jornada han participado también, junto con Gerardo Gómez, Alcalde de Camporrobles, Helena Bonet, directora del Museo de Prehistoria de Valencia, cuya ponencia ha versado sobre la "Ruta de los Íberos" un proyecto de turismo arqueológico que se presentó en la II edición de estas jornadas y que ya se ha hecho realidad. Asimismo, han intervenido José Luis Simón, profesor asociado de la Universidad de Alicante; Alberto Lorrio, profesor de la Universidad de Alicante y director del Parque Arqueológico El Molón y Martín Almagro, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y miembro Real Academia de la Historia.

En su intervención, Alonso ha incidido en el apoyo de la Generalitat al patrimonio arqueológico de la comarca Requena - Utiel, "que se materializa a través de la reciente declaración como BIC con categoría de Zona Arqueológica del yacimiento de El Molón, pero también en el apoyo constante, desde el inicio de este proyecto, a su puesta en valor y a la continuación de la investigación arqueológica".

Asimismo, Alonso ha destacado "la apuesta de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte por una cultura abierta a la ciudadanía y participativa", poniendo como ejemplo la labor llevada a cabo en El Molón: "que seguirá siendo un puntal de referencia para el turismo arqueológico y cultural de la zona, especialmente tras su declaración como BIC que servirá para estimular las visitas y hacer de la arqueología y del El Molón uno de los elementos de sostenibilidad de la comarca".

El proyecto

Desde 1995, un equipo de las universidades de Alicante y Complutense de Madrid, dirigido por A.J. Lorrio Alvarado y compuesto por M. Almagro Gorbea, T. Moneo Rodríguez y M.ª D. Sánchez de Prado, han realizado actuaciones sistemáticas en el yacimiento que culminaron con la inauguración del Parque Arqueológico y el Centro de Interpretación en 2008.

Para que esta actividad se haya podido desarrollar a lo largo de más de una década, el proyecto científico ha tenido desde el principio la colaboración de la Dirección General de Cultura, a través de subvenciones anuales para las diferentes campañas de excavación y su puesta en valor. Este año la Universidad de Alicante, encargada de la gestión del yacimiento, ha sido beneficiaria de una subvención para la consolidación y rehabilitación de las estructuras exhumadas en las campañas de excavación arqueológica con el fin de seguir impulsando la creación de un espacio cultural y turístico que favorezca la economía del municipio de Camporrobles.

A lo largo de los años, se han realizado diferentes actuaciones para hacer posible la visita al yacimiento: se han consolidado los restos constructivos sacados a la luz en las distintas campañas; se ha adecuado el conjunto arqueológico para su visita; se ha instalado señalética y cartelería; y se ha construido un Centro de Interpretación en el que se presentan contenidos científicos sobre el poblado y donde se realizan las actividades didácticas.

El poblado

El yacimiento de El Molón es un destacado asentamiento que tuvo una ocupación continua durante la Edad del Hierro desde el siglo séptimo al primero antes de Cristo. En la época romana fue abandonado, pero volvió a poblarse en la Alta Edad Media, entre los siglos octavo y décimo.

Además del buen estado de conservación del conjunto arqueológico, destaca su ubicación en un enclave de gran valor paisajístico, de transición entre la Meseta, las Serranías Ibéricas y Levante, con una microreserva de flora declarada por la Conselleria de Medio Ambiente que revaloriza su entorno.

En el yacimiento se puede observar la topografía y el urbanismo de la época prerromana y medieval. A través del recorrido propuesto al visitante, se aprecian los principales elementos arqueológicos, empezando por los restos pertenecientes a la Edad del Hierro, que incluyen defensas, cisternas rupestres o viviendas, pasando por los ibéricos, entre los que destaca su sistema defensivo, para terminar en los de la Edad Media, formados por las viviendas o la mezquita.

Subir