27 de octubre de 2020 27/10/20

El Puig recoge los frutos de su apuesta por la agricultura ecológica y el desarrollo social

El Puig recoge los frutos de su apuesta por la agricultura ecológica y el desarrollo social - (foto 1)
  • Hoy ha tenido lugar la plantación del primer Huerto Social que el Consistorio ha puesto en marcha, con la colaboración de Pactem Nord y la empresa Sanlucar Fruit S.L

MÁS FOTOS
El Puig recoge los frutos de su apuesta por la agricultura ecológica y el desarrollo social - (foto 2)
El Puig recoge los frutos de su apuesta por la agricultura ecológica y el desarrollo social - (foto 3)

40 es el número de familias que se están beneficiando de un campo en el que plantar sus propios alimentos. Muchas fueron las personas interesadas pero finalmente y, después de un sorteo público, se resolvieron los beneficiarios de esta interesante iniciativa para la integración socio-laboral y la recuperación medioambiental. Principalmente, iba dirigida a personas con dificultades socioeconómicas y jubilados y prejubilados, aunque se abrió una bolsa de reserva para la población en general. Después de realizar distintos trabajos de acondicionamiento del terreno hoy, cada usuario, ha empezado a cultivar su propia parcela. Antes, se ha impartido la formación necesaria y se ha firmado el contrato de arrendamiento.

Se trata de una buena oportunidad para fomentar la agricultura tradicional y ecológica, proporcionar a los ciudadanos la posibilidad de cultivar sus propios alimentos y, al mismo tiempo, favorecer la convivencia y el contacto intergeneracional. La parcela está ubicada en la partida Almenares, al lado del acceso a la V-21, muy bien comunicada, tanto para ir con transporte como caminando. El huerto social cuenta con una superficie de casi 3000 m² y está subdividido en 40 parcelas, con dimensiones que oscilan entre los 40 y algo más de 60 m².

En el proyecto colaboran el Consorci Pactem Nord y la empresa Sanlucar Fruit S.L, cuyos técnicos agrarios han impartido la sesión formativa.

También ha existido el apoyo de la Diputación de Valencia y la Universidad Politécnica, financiando una becaria de ingeniería agrónoma que ha prestado su colaboración.

Subir