23 de septiembre de 2019 23/9/19

El Ayuntamiento se ve obligado a adoptar los primeros ajustes de urgencia

  • La contención más importante será en los gastos dedicados a fiestas ya que otras partidas como ayuda social o fomento de empleo no se van a tocar

El plan económico financiero, que viene marcado por la ley, ha obligado al Ayuntamiento de El Puig a reducir drásticamente el gasto. En concreto, se tienen que reducir, en los próximos meses, 50.000 euros.

La anterior corporación, durante 2014, incrementó significativamente el gasto, especialmente el gasto corriente y las inversiones no subvencionadas. De la misma manera, durante 2015 siguieron realizando un nivel de gasto muy elevado, no sólo en gasto corriente si no, especialmente, en contratación de personal temporal, dejando agotado el presupuesto a mitad de año. En estos momentos, “no tenemos mucho margen de maniobra pero hemos de acatar el plan y someternos a la situación que nos han dejado”, asegura la alcaldesa, Luisa Salvador.

El ajuste afectará, sobre todo, a los gastos de fiestas. “Tenemos claro que vamos a continuar prestando servicio a los ciudadanos y, cuestiones como la asistencia social o el fomento de empleo no se van a tocar en ningún caso”, ha añadido.

ocultar
El Ayuntamiento se ve obligado a adoptar los primeros ajustes de urgencia
Subir