17 de febrero de 2020 17/2/20

Puig: “Las diputaciones deben reducirse a un consejo de alcaldes que compartan servicios municipales de forma voluntaria”

  • El coordinador electoral subraya que los entes provinciales “no tienen sentido, porque son las comunidades autónomas y los ayuntamientos los que poseen legitimidad”, y exige a Rajoy que se pronuncie

El coordinador del Comité Electoral de los Socialistas Valencianos para las próximas elecciones generales, Ximo Puig, ha manifestado que “las diputaciones provinciales deben quedar reducidas a una especie de consejo de alcaldes que compartan servicios de forma voluntaria”. El dirigente socialista propone que los nuevos organismos sean un “espacio de encuentro de los ayuntamientos para colaborar en cuestiones concretas y potenciar el trabajo en común de los gobernantes”. Puig ha citado servicios como la asesoría general o la recaudación, “a los que podrían adscribirse los ayuntamientos que lo deseen pero siempre de forma voluntaria, nunca como un aparataje institucional que hace pequeños virreyes en todo el estado”.

Puig, quien lanzó la propuesta de la desaparición de las actuales diputaciones el pasado viernes, una idea que ayer hizo suya el candidato Rubalcaba, ha reiterado que “es evidente que estos organismos provinciales se crearon en el siglo XIX para descentralizar, pero en este momento no tienen sentido en este ámbito porque son las comunidades autonómicas las que tienen la legitimidad”. El también alcalde de Morella ha explicado que “hay tres niveles constitucionales claramente: el local, el autonómico y el central”, y ha subrayado que “a lo que hay que ir es a una opción de eficiencia máxima en los recursos públicos”. En este sentido ha destacado que no es posible que “haya diputaciones con tanto asesor, con tanto aparato político y una obsesiva visión clientelar, cuando realmente de lo que se trata es de priorizar los servicios públicos y el empleo”.

El coordinador electoral ha señalado que “si exigimos a las empresas privadas que hagan análisis de costes, planes de competitividad o planes estratégicos para hacerlas más eficaces y competitivas, lo tenemos que hacer también los políticos en la diputación, que se han convertido en espacios oscurantistas que no avanzan en lo que es fundamental para los ayuntamientos”. Puig ha puesto como ejemplo los concursos de repostería, los festivales de DJs, o los cruceros al Caribe sufragados con fondos de la Diputación de Valencia. “Esos recursos tienen que ir destinados a la Generalitat y los ayuntamientos”, ha reiterado.

La propuesta de los Socialistas Valencianos contempla la transferencia de las competencias en materia de educación y sanidad a la Generalitat Valenciana, y el resto, a los ayuntamientos, porque son “los que tienen legitimidad”. “Es un debate necesario que hay que abordar y el PP tiene que explicar si está a favor de minimizar los costes burocráticos o intentar ampliarlos a favor de sus redes clientelares. Rajoy no puede volver a decir genéricamente si va a disminuir los organismos públicos sin aclarar qué organismos públicos y por qué”, ha argumentado.

QUE RAJOY SE PRONUNCIE
Puig ha señalado que “no es posible bajo ningún concepto que el recorte de organismos institucionales acabe repercutiendo en espacios de diálogo social como el Consejo Económico Social, o cuestiones que atienden a criterios de participación política”. “La modernización de la arquitectura constitucional española es básica y pasa por la minimización del papel político de las diputaciones hasta que una reforma constitucional pueda llevar incluso a su desaparición”, ha apuntado. Por último, Puig ha recordado que “hay otras reformas necesarias como la del Senado. Pero empecemos por decir las cosas claras y hacer cosas significativas y no fórmulas genéricas que no solucionan problemas como ha hecho Rajoy, que desde su descanso vacacional sólo ha tenido la vaga idea de decir que va a reducir organismos públicos sin concretar”.

Subir