25 de febrero de 2021 25/2/21

Puig advierte de que el acuerdo de los gobiernos autonómicos del PP sobre el trasvase Tajo-Segura certifica su defunción

    El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha denunciado que hoy el PP con su acuerdo de elevar a 400hm3 la reserva de agua del trasvase Tajo-Segura “ha sentenciado el trasvase”. En este sentido, ha recordado que “con este nivel en los últimos diez años no habría habido trasvase”.

    Ximo Puig ha lamentado que “una vez más el PP haya llegado a un acuerdo que perjudica seriamente la provincia de Alicante y toda la Comunitat sin que ningún representante del PP de esta provincia haya participado en la comisión defendiendo los intereses de Alicante”. “Han preferido huir y claudicar ante De Cospedal y Rajoy como lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo diciendo una cosa en Alicante y haciendo otra en Madrid, en temas como el de la financiación o las inversiones del Estado”, ha lamentado.

    Así, Ximo Puig ha sido contundente ante el anuncio del PP y ha manifestado su rotunda oposición tanto a la privatización de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, como al fin del trasvase Tajo-Segura. “Queremos acabar con la guerra del agua pero no vamos a permitir es que sea a costa de los alicantinos y de los valencianos en su conjunto”, ha sentenciado.

    El líder de los socialistas valencianos ha recordado que la decisión de cerrar el trasvase afectará a 1,7 millones de ciudadanos y a 198.000 agricultores además de a sectores industriales y turísticos clave en la provincia de Alicante.

    Además, tal y como ha explicado Ximo Puig “no estamos hablando de 400hm3 hectómetros cúbicos ya que la reserva real que se podrá llevar a cabo permite que ésta se incremente hasta en 180 hm3 más por las necesidades de la cuenca lo que finalmente supondrá un total de 580 hm3 de reserva, una cantidad que de facto hará imposible ningún trasvase de agua a la cuenca del Tajo-Segura”.

    El secretario general de los socialistas valencianos ha indicado que el resultado final será “agua más cara” porque tal y como ha recordado “ahora se utiliza para el suministro a los ciudadanos, agua del trasvase, agua de las desalinizadoras y agua de los acuíferos, pero a partir de que se aplique esta medida, -ha añadido-, desaparecerá la del trasvase lo que supondrá un incremento del recibo de agua en los domicilios, para los agricultores y sectores industriales lo que se traducirá en un claro riesgo de perdida de puestos de trabajo”.

    Finalmente, Ximo Puig ha insistido en que “tanto Fabra como Ciscar han renunciado de nuevo a defender a la Comunitat Valenciana porque la realidad hoy es que el trasvase se ha cerrado”.

    Mancomunidad Canales Taibilla
    Por otra parte, el secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha defendido hoy en el Congreso el papel de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla porque “funciona bien, cumple con eficiencia sus fines, garantiza el agua de calidad y a un precio asequible y competitivo” y, por ello, ha lamentado que “el gobierno ha abierto la posibilidad de privatización de este organismo cuando trabajadores, usuarios, regantes, ayuntamientos, el parlamento valenciano y también la asamblea de Murcia han mostrado su posición unánime contra la desaparición de la mancomunidad”. Por ello, ha destacado que “no se entiende que el PP vote en contra de esta propuesta cuando desde los ayuntamientos, la Diputación de Alicante, Les Corts y la Asamblea de Murcia todos han aprobado por unanimidad el texto de la Proposición No de Ley presentada por el grupo socialista en el Congreso contra la privatización de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla”. De esta manera, Puig ha denunciado que una vez más el PP demuestra, como con la financiación, que no vota lo mismo en la Comunitat Valenciana que en Madrid”.

    Así, ha señalado que esta mancomunidad “abastece de agua a 2,4 millones de habitantes y en periodo estival se superan los tres millones”. Por ello, se ha preguntado “por qué cambiar algo que funciona bien, por qué poner en peligro miles de puestos de trabajo y por qué modificarlo cuando puede suponer una subida en el recibo de agua”. Es más, ha reiterado que “todos han mostrado su rechazo a las intenciones del gobierno porque no es posible que se pase de usuarios a clientes con la privatización”. Una privatización que, en su opinión, “es injusta y será torpe económicamente”.

    En estos términos se ha expresado Puig en la defensa en la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados de la proposición no de ley para instar al Gobierno a mantener la Mancomunidad de los Canales del Taibilla como un organismo autónomo del Gobierno de España en su marco legal actual, conservando su actual modelo de gestión y de toma de decisiones, así como su gestión de los caudales y fuentes de agua que administra. Por eso, ha rechazado que se pueda poner en riesgo y hacerlo desaparecer porque algunos lo quieran convertir en un negocio económico privatizándolo”.

    Cabe recordar que esta mancomunidad, desde su creación en 1927, tiene como finalidad primordial el abastecimiento de agua potable de 97 municipios de las provincias de Albacete, Murcia y Alicante, 34 poblaciones en la Comunitat Valenciana.

    Subir