elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos

Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos - (foto 2)
    Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos - (foto 3)
    Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos - (foto 4)
    Los vecinos de Puçol aportan 3.000 kilos de alimentos - (foto 5)

    La tarde del sábado 13 de diciembre se celebró la campaña del bote de Cáritas, en la que participan cada año los dos centros de juniors, Apocalipsis y Caminar, junto a Manos Unidas, el grupo de confirmación de este año y las mujeres de Cáritas, además de vecinos que se acercaron directamente a entregar sus productos no perecederos. En total, en torno a 3.000 kilos que se distribuirán los jueves por la tarde en el economato de Cáritas.

    Aunque también se realiza en los colegios durante la semana, es el sábado por la tarde cuando se concentra la campaña del bote, que cuenta con los monitores y los alumnos de los juniors de las parroquias Santa Marta y los Santos Juanes como su valor más efectivo: en pequeños grupos recorren todas las viviendas de las calles que les han sido asignadas, pidiendo una pequeña ayuda.

    Y casi siempre tienen éxito: latas de conservas, botellas o bricks de leche, zumos, garbanzos, lentejas, alubias, pasta de distintos tipos… todo aquello que no sea perecedero es bien acogido por las mujeres que se ocupan de organizarlo todo en una tarde maratoniana en el economato de Cáritas.

    Al final de una tarde frenética, las estanterías —casi siempre necesitadas de más productos— presentan un aspecto esperanzador: gracias a esta lección de solidaridad, un año más se podrá echar una mano así de grande a quienes más lo necesitan, no sólo con alimentos básicos, también con productos de higiene y limpieza e incluso con ropa de segunda mano.

    Los productos se reparten los jueves por la tarde, de 16.30 a 18.30 horas, en el economato de Cáritas, situado en el edificio del antiguo centro de acogida, frente al cuartel de la Guardia Civil. Y cada semana hay colas de vecinos.

    Aunque no acaban aquí las iniciativas: en Navidad ya hay prevista una campaña del juguete de Cáritas, para que ningún niño se quede en estas fechas sin su regalo.

     

    Subir