27 de febrero de 2020 27/2/20

Sandra Boïls Quartet inaugura “Música & Monólogos”

Sandra Boïls Quartet inaugura “Música & Monólogos”  - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Sandra Boïls Quartet inaugura “Música & Monólogos”  - (foto 2)
    Sandra Boïls Quartet inaugura “Música & Monólogos”  - (foto 3)

    El viernes 24 de abril, tras la presentación de los libros ganadores del último Concurso de Literatura y Poesía Vila de Puçol, la cafetería de la Casa de Cultura se transformó en una sala de espectáculos en vivo, en directo, cercanos al público, ideales para tomar una copa mientras disfrutas de música, magia o el humor más irónico. El cuarteto de Sandra Boïls, con la obra Arrelats, fue la encargada de abrir este año la nueva edición de Música & Monólogos.

    Música & Monólogos (M&M) nació hace cuatro años como una apuesta primaveral de la Casa de Cultura para ofrecer actuaciones de pequeño formato en un espacio distinto al habitual salón de actos: solistas, pequeñas agrupaciones musicales y sobre todo mologuistas tienen así un lugar donde poder actuar cerca del público y en un ambiente distendido… y, por supuesto, gratis para todos los asistentes.

    El cuarteto de Sandra Boïls ha sido el encargado de inaugurar este año la nueva edición de M&M con una fusión de jazz y músicas del mundo (fados, sambas, bossa nova): un sonido envolvente que acabó entusiasmando al público congregado en la cafetería de la Casa de Cultura la noche del viernes 24 de abril.

    Tras el paréntesis del 1 de mayo, M&M regresa el 8 de mayo con un habitual de la casa y de otros locales de la población, cuyo humor siempre suele funcionar: Oscar Tramoyeres y su monólogo Estic gros. Qué pasa!, a las 22.30 horas.

    Del naranjito al pajarito es el título del monólogo que ofrece Pablo de los Reyes el 15 de mayo: un recorrido muy particular por los temas de moda en las últimas tres décadas.

    Toni Pons, otro habitual de la noche de los viernes, ofrece este año Tu otro yo, un espectáculo de magia, mentalismo e hipnosis donde todo puede pasar… como ya pudieron comprobar los asombrados espectadores del pasado año.

    Subir