25 de noviembre de 2020 25/11/20

Una edición especial del concurso ‘pequeintérpretes’ despide el curso de Santa Cecilia

Una edición especial del concurso ‘pequeintérpretes’ despide el curso de Santa Cecilia - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Una edición especial del concurso ‘pequeintérpretes’ despide el curso de Santa Cecilia - (foto 2)
    Una edición especial del concurso ‘pequeintérpretes’ despide el curso de Santa Cecilia - (foto 3)

    La Escuela de Música Santa Cecilia realiza cada mes de junio un concurso presencial en la Casa de Cultura para despedir el curso con los más jóvenes. Este año no pudo ser… Al menos, no como siempre. Los pequeintérpretes quisieron mantener su tradicional despedida desde casa. Para ello, cada uno eligió su pieza, la grabó, la envió… Y después, un jurado los evaluó hasta seleccionar los tres ganadores.

    Alba Sanfélix, Mario Izquierdo y Marcos Aguirre son los tres ganadores del concurso anual de Santa Cecilia. Una edición especial que, condicionada por la pandemia, se tuvo que realizar entre el 5 y el 7 de junio a distancia.

    «Este año, por las circunstancias, planteamos realizar el concurso online, es decir, que nos enviaran ellos mismos un vídeo interpretando la pieza que hubieran elegido», explica Iván Díaz, director de la escuela de música de Santa Cecilia.

    Y eso hicieron. Los pequeños intérpretes eligieron sus propias piezas y se grabaron en vídeo desde casa para, posteriormente, enviarlo a los responsables de la escuela. Los alumnos fueron evaluados en base a cuatro criterios fundamentales: interpretación, dificultad de la obra, curso del instrumento y originalidad.

    El jurado, compuesto por los cuatro directores —banda, escuela, orquesta y jefe de estudios— visualizaron los 60 vídeos hasta elegir a los tres ganadores de esta edición especial. «Cada año el premio más grande es una beca para estudiar, que este año no se ha podido ofrecer», lamenta Díaz, «pero sirvió para que los alumnos se vieran tocar entre ellos aunque fuera en vídeo, y así motivarlos».

    Una actividad muy bien recibida tras los meses de confinamiento. «Además, los tres ganadores van a tocar en un concierto con la banda juvenil, y serán ellos los solistas», añade el director de la escuela: «Y también recibirán material musical como obsequio».

    En definitiva, el acto permitió a los jóvenes de entre primero y cuarto curso de instrumento —enseñanzas elementales— concluir el curso con una actividad a distancia pero conjunta y, por fin, recibir el verano con una sonrisa… Y mucha música.

    Subir