20 de febrero de 2020 20/2/20

El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio

El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio - (foto 2)
    El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio - (foto 3)
    El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio - (foto 4)
    El colegio Bisbe Hervàs apuesta por el bosque mediterráneo en su patio - (foto 5)

    Durante el viernes 7 de febrero, la Brigada Municipal ha plantado una veintena de árboles en el patio del colegio público Bisbe Hervàs, una iniciativa conjunta de la dirección, los padres y el Ayuntamiento de Puçol para potenciar el proyecto medioambiental del centro educativo con árboles autóctonos cedidos por la Generalitat Valenciana.

    La zona norte del patio del colegio carece de arbolado y, desde hace un tiempo, la dirección y los padres buscan fórmulas para mejorar las zonas de sombra junto a las canchas deportivas.

    «El curso pasado ya conseguimos seis árboles, aunque eran pequeños, los trajeron en macetas y se instalaron en un lateral de las canchas, pero sin riego por goteo, sólo los árboles», apunta la directora del colegio, Silvia Josa.

    Este año los trámites han sido muy rápidos. Aprovechando que el padre de un alumno es técnico forestal, el 31 de enero el centro solicitó algunas especies al vivero de la Generalitat. El lunes 3 de febrero, confirmaron que era el momento para disponer especies mediterráneas, por lo que se pidió al Ayuntamiento que se ocupara del traslado y de la plantación.

    «Y hoy viernes, la brigada está realizando la plantación de los veinte árboles nuevos, además estamos instalando un sistema de riego por goteo que incluye también los seis del pasado año. A partir del lunes estará toda la zona con el riego en marcha», explica el concejal de Educación, José Mª Esteve. «Es una suerte poder obtener árboles que en algunos casos superan los cuatro metros y con un diámetro del tronco de quince centímetros. El transporte es más complejo, pero en poco tiempo lucirán mucho más».

    Se trata de distintos ejemplares de fresno, roble y almez, todas especies propias del clima mediterráneo, que un par de veces al año se extraen de los viveros autonómicos para ser utilizados en repoblaciones forestales.  

    Subir