20 de febrero de 2020 20/2/20

Blanca Ruiz cierra una etapa como subcampeona de Europa

Blanca Ruiz cierra una etapa como subcampeona de Europa - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Blanca Ruiz cierra una etapa como subcampeona de Europa - (foto 2)
    Blanca Ruiz cierra una etapa como subcampeona de Europa - (foto 3)

    Tras una temporada brillante y un medallero cada vez más saturado de oros y platas, Blanca Ruiz ha vuelto a dar una alegría al deporte local proclamándose subcampeona de Europa por equipos en Budapest. Así, con tan solo 17 años, esta joven es ya toda una promesa del kárate a nivel nacional, y espera continuar por el mismo camino de éxitos ahora que asciende a una categoría superior.

    En octubre, campeona del mundo; en noviembre, campeona de España y, en enero, bronce nacional en una categoría superior a la suya. Blanca está imparable y, ahora, entre los días 7 y el 9 de febrero, se ha proclamado subcampeona de Europa en Hungría. Lo ha logrado junto con la valenciana María San Francisco y la andaluza Sabrina Savoy, un equipo formado por la Selección Española de Kárate y que lleva años acumulando triunfos.

    «Esta medalla supone mucho para nosotras porque era nuestro último campeonato juntas, ya que Sabrina y yo, por edad, pasamos de categoría», explica Blanca Ruiz. Por ello, este campeonato no es clasificatorio para ningún otro, «ya que ahora se formarán equipos nuevos para el siguiente europeo».

    Había otros 12 equipos en la competición, y se repartían en dos partes, de forma que debían competir con los que les correspondía según el sorteo realizado. En la primera ronda, en la que se clasifican cuatro equipos de cada parte, el equipo español pasó con la segunda posición, «porque quedó por delante el equipo turco», apunta la karateka.

    La segunda ronda era la semifinal, y debían realizar un kata diferente, esto es, el ejercicio que exhiben sobre el tatami. En este caso se clasificaron como primeras, al igual que la selección italiana en su parte, y por ello se enfrentaron contra esta en la final. En ella, además de un kata, también debían realizar un bunkai, «en el que pones en práctica los movimientos del kata enfrentándote contra las chicas de tu equipo», explica Blanca.

    La final estuvo reñida: En la parte atlética, en la que se evalúan aspectos como la fuerza, la velocidad o la potencia, el equipo español obtuvo mejor puntuación. Sin embargo, las italianas obtuvieron mejor resultado en la parte técnica, «y como esta vale más, al final nos ganaron por 0’22 décimas», apunta la joven.

    «El hecho de quedar segundas nos dejó un mal sabor de boca en ese momento», asegura Blanca, que tenía la intención de ganar el campeonato. «Pero pasados unos días nos hemos dado cuenta de que ser subcampeonas de Europa es un gran logro», destaca, resaltando que lo más importante era disfrutar esa final sabiendo que sería la última juntas, «y efectivamente lo hicimos: disfrutamos como niñas pequeñas».

    ¿Y, ahora? Al deshacerse el equipo ya no hay más eventos a la vista. Sin embargo, Blanca asegura que seguirá «trabajando duro para intentar estar en lo más alto en las siguientes categorías». Algo que, seguro, llegará, y que espera con muchas ganas.

    Subir