23 de septiembre de 2020 23/9/20

Dos banderas avalan la calidad de la playa de Puçol: Qualitur y la única bandera azul de la comarca

Dos banderas avalan la calidad de la playa de Puçol: Qualitur y la única bandera azul de la comarca - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Dos banderas avalan la calidad de la playa de Puçol: Qualitur y la única bandera azul de la comarca - (foto 2)
    Dos banderas avalan la calidad de la playa de Puçol: Qualitur y la única bandera azul de la comarca - (foto 3)
    Dos banderas avalan la calidad de la playa de Puçol: Qualitur y la única bandera azul de la comarca - (foto 4)

    Como cada año, tras la festividad de San Juan, ya ondean en la playa de Puçol las banderas que avalan la calidad turística y medioambiental del litoral: Qualitur y bandera azul. Esta última es la única que se podrá ver este verano en la comarca Horta Nord, y avala las buenas condiciones del agua y la arena. Pero también reconoce factores como las instalaciones y los servicios al usuario. Todo, en un año que trae restricciones y algunas normas nuevas que hay que tener muy presentes.

    La bandera azul nació en 1987 como distintivo europeo para reconocer aquellas playas y puertos que cumplían los requisitos de la Unión Europea para las aguas de baño. Con el paso de los años, 40 países tienen banderas otorgadas por un organismo independiente. La Comunidad Valenciana lidera este verano el número de banderas azules en España con un total de 148 playas. Entre ellas, la de Puçol, que en 2020 es la única en la comarca Horta Nord, lo que demuestra la calidad medioambiental de nuestro litoral.

    Junto a ella también ondea la bandera Qualitur, un distintivo autonómico que también reconoce aquellas playas que ofrecen unos servicios de primer orden tanto para los vecinos como para los turistas.

    El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, y la alcaldesa Paz Carceller han sido los encargados de izar las ambas banderas en la plaza Rosa dels Vents de la playa, el jueves 25 de junio. En el sencillo acto también han estado presentes representantes de los distintos partidos políticos del Ayuntamiento de Puçol.

    Esta simbólica colocación de las banderas sirve también como punto de inicio del Estiu Voramar, ya que cada año es la fecha en torno a la cual se ponen en marcha los servicios municipales en la playa: salvamento, socorrismo, banderas indicadoras del estado del mar, playa accesible, pasarelas sobre la arena, limpieza intensiva de arena y paseo marítimo, oficina de turismo, centro de salud en la playa, programación de actividades lúdicas y festivas durante el verano…

    «Otro año más hemos hecho pleno y hemos obtenido ambas banderas, algo que no nos regala nadie, de hecho, es la única playa de la comarca que las ha conseguido», destaca Paz Carceller. «La bandera azul también es distintivo de los servicios que ofrecemos, aunque este año aún no sabemos si se podrá montar la playa accesible para personas con movilidad reducida, debido a las medidas de distanciamiento social que requiere la crisis sociosanitaria».

    Estamos en un año de transición, un año especial en el que se hacen indispensables nuevas medidas de seguridad, abundante información y el recuerdo de unas normas básicas: la distancia social, el uso de calzado sobre las pasarelas, la separación entre sombrillas… De todo ello el Ayuntamiento está informando mediante unos paneles informativos situados en las 18 entradas a la arena desde el paseo marítimo, además de la información publicada en las redes sociales municipales y en la prensa local.

    Y más allá de estas medidas, la alcaldesa recalca la responsabilidad de los propios vecinos y turistas, «que ya se ha visto en la noche de San Juan, en que la arena estuvo cerrada, tanto en el cumplimiento de las medidas como en un comportamiento responsable a todos los niveles para garantizar la seguridad y disfrute en la playa».

    Un comportamiento ejemplar de los vecinos que ha sido la gran noticia de esta primera semana del Estiu Voramar en Puçol, aunque según evolucione la situación sanitaria habrá que ir adaptando las decisiones: «Si en algún momento se tienen que tomar decisiones más drásticas para garantizar la seguridad, las tomaremos; pero, de momento, confiamos en el cumplimiento de las nuevas normas y la responsabilidad ciudadana».

    En la misma línea se expresa Francesc Colomer, quien destaca cómo «estas banderas son una marca que avala la calidad turística de la playa de Puçol: un enclave turístico y natural que integra calidad, medio ambiente y accesibilidad».

    La calidad tiene un mérito añadido este verano, ya que «estamos en un año de transición ante la crisis sociosanitaria, por lo que el objetivo ya no es solo mantener la calidad de las playas sino también la seguridad».

    A los servicios habituales, desde el 3 de julio se suma la apertura del Aula Blava, un centro de interpretación medioambiental situado en el Espai Voramar (junto a la Oficina de Turismo y el Centro de Salud) que servirá para realizar multitud de charlas, exposiciones y otras actividades relacionadas con el medio ambiente y la playa.

    Será la gran apuesta por añadir nuevos servicios de calidad, en un verano en el que algunas propuestas (como los conciertos, los desfiles o las fiestas en la playa) han sido suspendidas atendiendo a la normativa actual.

    Subir