24 de septiembre de 2020 24/9/20

El PSPV solicita una auditoría externa “que aclare la pésima situación económica y laboral de FGV”

    El PSPV-PSOE ha solicitado una auditoria externa “que aclare la pésima situación económica y laboral de FGV”. Así lo ha apuntado el diputado socialista y portavoz de Infraestructuras, Francesc Signes, quien ha apuntado que “es necesario que conozcamos también los elevados sueldos de directivos y alta dirección de la empresa y controlar que FGV no tenga el mismo final al que el PP ha conducido a RTVV”.

    El responsable socialista ha destacado que FGV “no quiere aprender de sus errores y se encierra en un bucle donde los cambios en sus altos directivos siguen sin estar limpios de polvo y paja por sus conexiones con empresas contratistas de la empresa pública”.

    Al mismo tiempo, Signes ha incidido en que “colocar como número dos de la empresa a una personas que entró en FGV a dedo, sin experiencia y con relaciones familiares con altos directivos de una empresa contratista habitual de la Consellería de Infraestructuras y de la misma FGV sigue poniendo bajo sospecha a Bonig”. De hecho, ha insistido en que la consellera “debería desprenderse de una vez por todas de aquellos directivos que llevaron a FGV a una deuda de más de 1.000 millones de euros”.

    El portavoz de Infraestructuras del PSPV-PSOE ha recordado también que “el 91,5% de los pagos a proveedores y acreedores se hacía fuera de plazo y que participaron de la manipulación de que fue objeto el accidente de 2006, articulando todo tipo de trabas y engaños para que no se supiese la verdad”.

    Cinismo de Bonig
    Por eso, ha subrayado que “enorgullecerse como hace Bonig de los actuales ahorros de FGV a costa de echar a la calle a centenares de trabajadores, reducir frecuencias y considerar festivos los días no lectivos es fruto de un cinismo del que los más afectados son los usuarios del servicio público”.

    Signes ha explicado que “lo que se ahorra por un lado se pierde por el otro a través del contrato programa 2013-2017 Generalitat/FGV (41 millones en 2013 y 60 millones a partir de 2014, más las aportaciones a la financiación de la deuda) que tenemos que pagar todos los valencianos de nuestros bolsillos, cuando lo que tenía que hacer Fabra es reivindicar el contratro-programa Estado/Generalitat para el transporte del área metropolitana de Valencia como ya tienen otras capitales.

    Subir